Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) España quiere continuar con su hegemonía continental

La selección española de fútbol sala intentará alargar aún más su hegemonía en el Viejo Continente con la conquista de su séptimo título continental, el quinto consecutivo, en el Europeo que acogerá Bélgica desde este martes al 8 de febrero y donde debutará el miércoles.
Sin lugar a dudas, el combinado nacional es el gran rival a batir en este torneo, donde pretende seguir demostrando que, pese al paso de los años y la marcha de figuras emblemáticas, mantiene su alto nivel competitivo para seguir optando a los grandes trofeos de este deporte.
España se presentará en Bélgica como prácticamente imbatible para el resto de selecciones europeas, después de ganar las últimas cuatro ediciones y perdiendo únicamente un partido, en la primera fase de la cita del año 2005 en la República Checa, ante Italia, lo que no impidió que posteriormente los entonces entrenados por Javier Lozano se alzasen con el entorchado.
Desde entonces, sólo Serbia (1-1) y Portugal (2-2 y luego pase a la final en los penaltis), en 2007, y Rusia (0-0 y luego pase a las semifinales en los penaltis), en 2010, no han perdido ante los de Venancio López, capaces de superar todo tipo de situaciones adversas como la de la final de 2012 donde caían 0-1 ante los rusos empatando Sergio Lozano a menos un minuto para el final y ganando la corona en la prórroga.
La actual campeona afrontará ahora este Europeo con el aval de haber vuelto a inquietar a la todopoderosa Brasil en el Mundial de Tailandia de hace dos años y aunque se tuvo que conformar con el subcampeonato volvió a cerrar el camino con solidez a sus dos grandes enemigos continentales, Rusia e Italia, que se vuelven a atisbar como lo más peligrosos de cara a defender el trono.
Venancio López cuenta para esta cita con prácticamente el bloque de las dos últimas grandes citas que ha disputado, el Europeo de Croacia y el Mundial de Tailandia de 2012, y en el que ya no le quedan figuras simbólicas y 'arquitectas' de los primeros títulos tras el adiós tras la cita mundialista de Kike Boned o Álvaro Aparicio.
Sin embargo, el técnico vasco se lleva a Bélgica a un equipo que se conoce bastante bien y con muy pocas novedades. Así, en la portería, entra Jesús Herrero (Inter Movistar) en sustitución del lesionado Cristian (FC Barcelona), mientras que José Ruiz y Raúl Campos, de ElPozo Murcia, vienen a reforzar la defensa y la ofensiva.
También vuelve Pola (Inter Movistar), un jugador que conoce muy bien el seleccionador y al que el infortunio había apartado de las citas de nivel, y Rafa Usín (Magna Navarra), otro habitual y que ya estuvo en el último título continental. Junto a estos, veteranos como Jordi Torras y Fernandao, del FC Barcelona, y Carlos Ortiz, del Inter Movistar, y jóvenes ya asentados como los también azulgranas Sergio Lozano, héroe en Zagreb, Lin o Aicardo, o Miguelín (ElPozo).
CROACIA Y REPÚBLICA CHECA, PRIMEROS RIVALES; RUSIA, LA AMENAZA.
En principio, y aunque el fútbol sala en otros países sigue elevando su nivel con el paso de los años, la selección española es la favorita a hacerse con el primer puesto del Grupo C, que comparte con las competitivas Croacia, cuarta en 'su' Europeo el año pasado, y la República Checa, tercera en 2010, dos rivales a las que siempre han ganado, pero que intentarán plantar cara como ya hizo Eslovenia en un amistoso este mes, donde arañó un empate a cinco.
El primer puesto se presenta clave para evitar un posible cruce de los cuartos de final contra Italia, que deberá salvar ante un competido grupo junto con Azerbaiyán y Eslovenia. La 'azzurra', la última campeona, en 2003, antes de que España iniciase su largo reinado, y tercera en Tailandia, ha perdido su potencial respecto a otros años e intentará estar en la pelea junto a la actual campeona y la otra gran aspirante, Rusia.
El combinado ruso es, sin duda, la gran rival de los de Venancio López, que se han encontrado en los de Sergei Skorovich un complicado obstáculo que les ha puesto en problemas en sus últimos enfrentamientos, aunque en todos ellos la victoria ha sido para los españoles.
Rusia, la otra campeona de Europa (1999) junto con España e Italia, presenta también un bloque muy conocido, con lo mejor de su productiva cantera y sus nacionalizados, liderados por Cirilo, Pula y Gustavo, que buscan la revancha de la última final, donde rozaron la gloria continental. Los actuales subcampeones están en el Grupo B junto a la Portugal de Ricardinho, siempre competitiva, y Holanda, mientras que el A lo conforman Ucrania, la anfitriona Bélgica y Rumanía.
--CALENDARIO DE ESPAÑA DE LA PRIMERA FASE.
-Miércoles 29.
ESPAÑA - Croacia 18.30/Energy.
-Viernes 31.
Croacia - República Checa 18.30.
-Domingo 2.
ESPAÑA - República Checa 20.45/Energy.