Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rizzoli arbitrará el Lyon-Real Madrid y Proença, el Villarreal-Manchester City

El árbitro italiano Nicola Rizzoli será el encargado de dirigir el partido que enfrentará este miércoles al Olympique de Lyon y al Real Madrid en la cuarta jornada de la Liga de Campeones.
Por su parte, el duelo en El Madrigal entre el Villarreal y el Manchester City, también del miércoles será arbitrado por el portugués Pedro Proença.
Nacido el 5 de octubre de 1971 en Mirandola (Módena), Rizzoli, arquitecto de profesión, es árbitro desde 1988, se estrenó en la Serie A tres años después, y se convirtió en internacional en 2007.
Algo más de un año después, el 1 de octubre de 2008, arbitró su primer encuentro de la fase de grupos de la máxima competición europea, la victoria (2-0) del Sporting sobre el Basilea y desde entonces ha dirigido encuentros con regularidad.
Rizzoli dirigió el partido que enfrentó Tottenham y al Real Madrid, en el estadio White Hart Lane, correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones la pasada campaña, donde los blancos lograron el pase (0-1).
Además, el año anterior había arbitrado el duelo de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, en el que el Real Madrid empató 1-1 contra el Olympique de Lyon y fue eliminado.
También dirigió el polémico Arsenal-Barcelona, en la ida de los octavos en Londres el pasado febrero o la final de la Europa League, en la que el Atlético de Madrid conquistó el título ante el Fulham en Hamburgo.
Por su parte, Pedro Proença (3-11-1970), de Lisboa, es también árbitro desde 1988, de la máxima categoría desde 2000 e internacional desde 2003. Director financiero, es un colegiado controvertido, que este verano fue noticia desgraciada al ser agredido en un centro comercial por un aficionado.