Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unai Emery (Valencia): "Hoy por hoy los mensajes optimistas no los acompañamos con hechos"

El entrenador del Valencia, Unai Emery, ha hecho este martes autocrítica en la sala de prensa y ha reconocido que hoy por hoy "los mensajes optimistas que está mandando el equipo no se acompañan con hechos".
Emery ha recalcado que el equipo "está bien", pero que para ganar los partidos "necesita estar muy bien, y se ha visto en los partidos de Mallorca, Leverkusen y ante el Athletic".
"Necesitamos más, y a veces ese más es un solo minuto del partido, en el que el equipo no está", comentó. En este sentido, el entrenador valencianista recordó que tiene "un equipo en crecimiento", pero cuya obligación es ir "'piano' 'piano', pero a toda leche". "Es decir, tiene que ser un crecimiento acelerado", aseveró.
La causa de la fisionomía del Valencia actual para Emery es que han salido "jugadores que habían crecido" en el equipo "y estaban en su madurez", y han llegado nuevos "que se encuentran en pleno proceso de progresión". "Digo esto desde la máxima ambición y respeto, y no como una excusa", advirtió.
Respecto al compromiso más inmediato del Valencia ante el Zaragoza este miércoles, Emery no se escondió y aseguró que La Romareda "da un poquito de pánico". "A la vez es también un reto personal de cambiar la imagen dada allí las dos últimas temporadas", añadió.
Del equipo de Aguirre, recalcó "su fútbol agresivo en casa combinado con la calidad de sus jugadores". "Deberemos tener una predisposición muy alta a la disputa y a la pugna, y a partir de ahí intentar jugar lo mejor posible", afirmó el de Hondarribia, que no dudó en calificar de "humillantes y muy dolorosas" las dos últimas derrotas del Valencia en Zaragoza con él en el banquillo.
El equipo contará con la baja segura del mediapunta Sergio Canales, que el vasco calificó de "muy importante". El técnico, que no piensa en fichajes de cara al mercado invernal, se refirió a "la juventud y fuerza del jugador" como principales armas para recuperarse lo antes posible, "aunque lo antes posible será bastante tiempo", matizó.
Respecto a los posibles sustitutos del cántabro, uno de los que podrían contar con más minutos es el centrocampista Dani Parejo, "que ha jugado bien cuando se ha contado con él". "Se confía en él y podría jugar en esa demarcación", desveló el técnico, que también tiene en mente al canterano Bernat, aunque también apunto que el jugador "está en el filial porque es un paso necesario para seguir creciendo". "Lo tenemos muy en cuenta y por su posición tiene la puerta abierta", indicó.
HABRÁ REUNIÓN CON RICARDO COSTA POR LOS COMUNICADOS
Emery reconoció que este martes por la tarde mantendrá una reunión con el defensa Ricardo Costa por los comunicados emitidos por sus representantes acerca de la situación del portugués en el equipo. "El jugador es responsable de esta situación porque se entiende que sabe que los comunicados van a salir. Esto no beneficia ni al equipo ni al jugador", aseveró.
El técnico del Valencia también atajó otros asuntos polémicos de la actualidad, como el comunicado de la Agrupación de Peñas y los pitos de la afición en Mestalla. Para Emery, "la afición es lo más importante, siempre quiere lo mejor y tiene una opinión y una experiencia, y por ello siempre será positivo para el equipo jugar delante de la afición". "Respetamos al máximo la opinión de la Agrupación de Peñas y hay que pensar en revertir estas críticas", añadió.
El dispar rendimiento del equipo en diferentes momentos de los partidos también fue tratado por el preparador 'ché'. "Hay jugadores técnicos que tiene carencias físicas y viceversa. Lo ideal es tener jugadores talentosos con capacidad física alta, pero es difícil y lo único que podemos hacer es seguir entrenándolo", aseguró.
Precisamente una de las armas utilizadas por el técnico del Valencia para suplir carencias físicas ha sido colocar a Jordi Alba y Mathieu en la banda izquierda. "Esta combinación en ocasiones ha funcionado y en ocasiones no. Podríamos ver a Jordi como interior y Mathieu de lateral o a ambos por separado como laterales, que es donde mejor rinden", indicó.
Finalmente, sobre su propia continuidad en el banquillo valencianista, el vasco comentó que desde el partido del domingo se ha encontrado "a más gente dando ánimos que pidiendo una dimisión". "No me he encontrado a mucha gente porque no he salido mucho a la calle, pero de los cuatro que me he encontrado ninguno se ha atrevido a decirme que me vaya", bromeó el técnico.