Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alabau confía en el oro: "No creo que nadie vaya a por mí"

La windsfurfista española Marina Alabau ha confesado haber vivido este domingo el "peor día de su vida" por el estrés sufrido antes de la décima regata, donde ha aumentado aún más su liderato en la clase RS:X de los Juegos Olímpicos de Londres casi asegurando la medalla de oro, y ha señalado que la lucha por entrar en el podio mantendrá a sus rivales ocupadas, con lo que "nadie" irá a por ella.
"Ha sido un día muy duro. La verdad es que ha sido el peor día de mi vida por lo estresada que estaba. Podría haber estado mejor en cuanto a resultados pero estoy muy contenta porque he ido recuperando en las dos pruebas", confesó.
Alabau, que le basta quedar entre las siete primeras en la Medal Race del martes para colgarse la medalla de oro tras firmar hoy un sexto y un tercer puesto, acumula ahora una ventaja de 14 puntos sobre la segunda y la tercera, que son la israelita Lee El-Korsiz y la finlandesa Tuuli Petaja, y de 15 sobre la cuarta, la alemana Moana Delle.
"Pelearán entre ellas a saco por la plata y el bronce. Me sentaré con mi entrenador para ver cómo afrontamos la final, pero creo que tengo que ir a hacer mi regata, ellas se pelearán entre ellas porque la segunda, la tercera, la cuarta y la quinta están juntas y creo que me dejarán libre, no creo que nadie vaya a por mí", finalizó.