Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruno Hortelano rompe el récord de los 100 metros en Moratalaz y Beitia sigue de dulce

El atleta español Bruno Hortelano se convirtió este jueves en el más rápido de España al batir el récord nacional en los 100 metros lisos en el Meeting Madrid 2016 celebrado en Moratalaz, una cita en la que Ruth Beitia estiró su racha de triunfos dando continuidad a sus recientes victorias en la Diamond League.
La ya tradicional cita de la IAAF trajo la irrupción en el hectómetro de Bruno Hortelano, quien batió el récord de España de Ángel David Rodríguez, vigente desde 2008 (10.14), con un crono de 10.08 en la semifinal. Después, el nombre propio de la tarde en el barrio madrileño bajó en dos décimas el récord nacional.
Hortelano, plusmarquista también en los 200 metros (20.47), terminó segundo por detrás del iraní Hassan Taftian con un crono de 10.06. Una final de los 100 metros en la que el 'Pájaro' Rodríguez no pudo competir por una caída en la llegada de su semifinal, donde marcó 10.24.
Por otro lado, Beitia sigue con su inmejorable puesta a punto de cara a los Juegos Olímpicos. En Río de Janeiro, la cántabra buscará el broche a una carrera que la encumbra ya como la mejor atleta española. En el Centro Deportivo de Moratalaz Beitia se impuso en la final a la italiana Alessia Trost.
Ambas, se quedaron solas en la última pelea después de superar los 1.93 metros. Tanto la española como la italiana no pudieron con el 1.95, con lo que el triunfo fue para la cántabra, con menos nulos en su camino. Beitia prolonga su racha por tercera semana consecutiva, después de sus conquistas en la Diamond League.
Y es que la ganadora de 12 medallas en torneos internacionales se impuso en Oslo y Estocolmo para meterse en la pelea por el diamante. La cántabra, que buscará en Ámsterdam el próximo mes su tercer título de campeona de Europa consecutivo, puede mirar con optimismo la cita olímpica, donde a sus 37 años, espera resarcirse de la cuarta plaza en Londres 2012 y lograr el único metal que no tiene su palmarés.