Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolijn Brouwer: "El 'Team SCA' tiene todos los ingredientes para hacer un buen resultado"

La holandesa Carolijn Brouwer es optimista sobre las opciones de brillar en la Volvo Ocean Race, la vuelta al mundo con escalas, del 'Team SCA', completamente femenino y que, en su opinión, "tiene todos los ingredientes para hacer un buen resultado", apuntado a la posibilidad de estar entre las tres primeras "en algunas etapas".
"Creo que sí, que este es el mayor reto de mi carrera. Llevo 15-20 años en clase olímpicas y ahora es la segunda vez, pero no se puede comparar este producto con el de Amer Sports, este es de primera clase, todos los ingredientes están ahí para hacer un buen resultado", señaló Brouwer, que ya estuvo hace 12 años en el último proyecto femenino de la 'VOR' con el 'Amer Sports Too', a Europa Press.
La holandesa recalcó que han aprendido "mucho" de los entrenadores que han tenido y que aunque está "claro" que tienen "poca experiencia" respecto a los equipos masculinos, están tratando de que esa diferencia "se reduzca". "La ventaja que tenemos es que empezamos muy temprano, llevamos más de año y medio de preparación y eso nos ayuda a conocer el barco y el océano, pero lo más importante es conocernos nosotras. Empezamos siendo las que mejor se conocen y creo que esto va a ayudar", afirmó.
La de Leiden recordó que en la anterior experiencia en la VOR "sólo hizo dos etapas". "Así que no tengo mucha experiencia", indicó con una sonrisa. "Los últimos seis años he navegado en un catamarán en 'Tornado', muy rápido, un poco parecido que el 'VO65', pero este es mejor y más grande y tengo que funcionar con un equipo más grande", apuntó.
"Las diferencias son enormes y la selección del equipo tiene mucho que ver con la actitud y como es una como persona, si cabe bien en el grupo. La experiencia también cuenta un poco, pero es más importante si el grupo se siente bien unas con otras", añadió.
El 'Team SCA' empezó a entrenar con el 'VO70', lo que ayudó, para la holandesa, a hacer "la transición" al nuevo monocasco, aunque considera que no hay "diferencias grandes" sino "detalles". "Todos los barcos son idénticos en esta edición y al ser el equipo que empezamos a entrenar primero en el 'VO65' nos va a ayudar porque no es sólo conocerle si no verle en la navegación, su rendimiento y esto lleva mucho tiempo. Para conocerle en todos los ángulos, en todos los vientos o en todos los mares, tienes que entrenar muchas horas", advirtió.
La tripulación ya realizó su primer viaje oceánico, ida y vuelta desde Lanzarote a Newport, escenario de una de las llegadas de la vuelta al mundo. "Fue muy importante hacerlo, sobre todo como equipo. Era la primera vez que íbamos las doce solas y el objetivo era acabarla y luego a la vuelta forzar más el barco y conocer más sus límites, quizás le llevamos un poco demasiado", comentó.
"HAGO AHORA LA VOR PORQUE ENCAJA BIEN EN UNA FASE DE MI VIDA".
Brouwer descartó tener "miedo", pero sí "nerviosismo". "Quien tiene miedo no puede hacer la VOR, no va bien con la Volvo. Tenemos que mostrar concentración y si alguna cosa te da miedo es como un freno, lo tienes que dejar todo atrás", recalcó.
Y su "obstáculo" es su hijo Kyle Nico, aunque haya encontrado una "solución" con la 'nanny' que le está ayudando que hace de "segunda mamá". "Es muy difícil, pero intento pensar en positivo y no en las salidas sino en las llegadas. La etapa más larga es de tres semanas y media y cuando llegas es el mejor momento, no hay algo más fantástico que eso", declaró.
"No sé si repetiría. Lo hago ahora porque encaja bien en una fase de mi vida. Mi hijo tiene 3 años y cuando termine 4 e irá a la escuela. Si tuviese 6 sería una vida diferente. Nunca digas nunca, me tenéis que preguntar en junio", aseguró. "También me gustaría hacer los Juegos más de una vez y ahora está la nueva clase 'Nacra' y me va muy bien, pero sólo tengo 14 meses tras la VOR y no es mucho y no sé si puedo hacerlo", agregó la holandesa, participante en Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008.
Para Brouwer, "lo más duro" en la Volvo Ocean Race "es el dormir". "No dormimos suficiente", remarcó, avisando también de "la fuerza del agua". "Cada vez me sorprende más. Estás preparada y bien equipada, pero la potencia del agua es una cosa sobrenatural", dijo.
Por último, la regatista de 41 años, que advierte de la importancia de las salidas por la "parte psicológica" de verse primeras, reconoció que "es difícil decir" un resultado para el equipo. "No conocemos realmente la competición y no sabemos si todo lo que hemos hecho va a ser suficiente, pero estoy segura de que vamos a hacerlo mucho mejor que hace 12 años. No vamos a ganar, no es realista, pero en algunas etapas creo que es posible el podio creo que es posible", sentenció.