Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dueñas: "Fue un partido increíble, quien lo haya visto habrá disfrutado del balonmano y la emoción"

El seleccionador español de balonmano femenino, Jorge Dueñas, declaró que el equipo "hizo un partido increíble" contra Corea en la lucha por el bronce de los Juegos de Londres y se mostró convencido de que, tras las dos prórrogas que fueron necesarias para dar la primera medalla olímpica al balonmano femenino, "los que lo hayan visto habrán disfrutado del balonmano y de la emoción".
En declaraciones a los medios de comunicación tras hacer historia con un equipo que ha puesto en Londres el broche de oro a una trayectoria iniciada con la plata del Europeo de 2008, Dueñas consideró que la clave para subir al podio ha estado en la "máxima concentración" de sus pupilas.
"Habíamos tenido la posibilidad de sentenciar el partido en el tiempo real, con los penaltis, pero que se nos torció y el éxito de las prórrogas es que hemos sabido mantener la concentración defensiva", explicó el seleccionador, quien consideró que "al final, llegar a la conclusión del partido con el gol por delante ha dado tranquilidad, porque había mucha seguridad en defensa".
Un poderío que quedó ratificado con "la sentencia con el último gol", anotado por Jessica Alonso en los últimos segundos de la segunda prórroga que fue necesaria para garantizar la primera presea olímpica, tras las tentativas de Barcelona y de Pekín. "Los que hayan visto el partido habrán disfrutado del balonmano y de la emoción, lo que pasa es que los que estábamos abajo estábamos de infarto", confesó.
CONFIANZA
Sin embargo, Dueñas confiaba en un combinado que el año pasado había sido capaz ya de hacerse con el bronce en el Mundial, en el que había superado, precisamente, a sus rivales de este sábado: "Sabíamos que si manteníamos el nivel defensivo podríamos llegar al momento definitivo en el que hemos sentenciado el partido".
No obstante, valoró el nivel mostrado por Corea y reconoció que "han tenido mucho mérito, porque han tenido varias bajas durante el campeonato y han sabido aguantar". "Lo que pasa es que nosotros también hemos intentado derrotar a la gente para llegar a los momentos decisivos y las ganas que teníamos de ganar nos han hecho suplir un poco el físico", explicó Dueñas, quien aseguró, no obstante, que tras un esfuerzo como el de una final de 80 minutos, "mañana --las jugadoras-- estarán muertas".
Y es que finalmente fueron necesarios dos tiempos extra para dar a España un trabajado podio, una evolución sobre la que Dueñas mostró tener las claves: "Estábamos haciéndolo bastante bien en ataque, lo que pasa es que tuvimos bastantes errores en la finalización, ellas aprovecharon el contraataque, se nos fueron 11-7, pero ahí hubo la reacción y sobre todo el saber que si ellas no hacían contraataque, teníamos muchas opciones".