Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elissonde inscribe su nombre en L'Angliru y Horner hace historia en La Vuelta

El ciclista francés Kenny Elissonde (FDJ) ha vencido la penúltima etapa de la Vuelta a España, celebrada sobre 142.2 kilómetros entre Avilés y el Alto de L'Angliru, después de ser el último superviviente de una escapada de 32 corredores, mientras que el estadounidense Chris Horner (Radioshack) es el virtual vencedor de la Vuelta a España tras doblegar al italiano Vincenzo Nibali (Astana) en un mano a mano que pasará a la historia de la cima de L'Angliru y de la ronda española.
Elissonde, a sus 22 años, se ha convertido en el sexto vencedor en la cima de L'Angliru después de ser el último superviviente de una escapada de 32 hombres. Para el francés, su primera victoria fuera de sus fronteras supone inscribir su nombre al lado de mitos como José María Jiménez, y escaladores geniales como Roberto Heras, Gilberto Simoni y el pinteño Alberto Contador. Y a pesar de semejante hazaña, los focos solo le darán de refilón.
Porque a sus 41 años y 326 días, Chris Horner va a acaparar toda la atención este sábado. No sólo por proclamarse virtual vencedor de La Vuelta a España, sino por el hecho de que desde este domingo será el vencedor de mayor edad en una gran vuelta por etapas. Y lo ha hecho a lo grande. Ha doblegado a Nibali, Valverde y a 'Purito', ha vencido dos etapas y ha demostrado ser el mejor en cuanto la carretera picaba hacia arriba.
Y Horner también fue el mejor en la ascensión más mítica. El Alto de L'Angliru esperaba en la penúltima jornada de La Vuelta para dictar sentencia a tres semanas de gran ciclismo. 19 etapas y muchas más batallas después, entre Horner y Nibali había tan solo tres segundos. Esto suponía que a Nibali no le hacía falta ni siquiera atacar para ganar la Vuelta, ya que podía hacerse con el 'maillot' rojo con las bonificaciones.
Pero a Nibali no le llaman 'lo squalo' por nada. El de Astana, que ya conocía L'Angliru, puso en jaque a Horner en hasta cuatro ocasiones. En una lucha que recordó a aquella del Tour 2007 entre Contador y Rasmussen en el Peyresourde, Nibali atacó hasta la extenuación a Horner con la esperanza de hacerse con la segunda Vuelta a España de su carrera a lo campeón.
Hasta cuatro veces cambió el ritmo el siciliano, incluido uno en la recta eterna de la Cueña les Cabres. Pero Horner nunca dio sensación de fatiga, aunque llegó a perder 11 segundos en algunos puntos de la ascensión, y simplemente esperó su momento para atacar. A dos kilómetros del final, a la salida de una curva, Horner vio flaquear a Nibali y le dio la estocada definitiva.
NINGUNA OPCIÓN PARA LOS ESPAÑOLES.
Horner sale de Asturias con 37 segundos sobre Nibali y con 1:36 sobre el español Alejandro Valverde (Movistar), que acabará La Vuelta tercero. El murciano fue el mejor de los españoles en L'Angliru. Como ha sido la tónica habitual en la última semana, Valverde no fue a los primeros cambios de ritmo. Hizo la ascensión poco a poco y aunque en ningún momento dio la sensación de poder vencer la etapa, acabó tercero.
El que no se sabe bien que intentó fue Joaquim Rodríguez (Katusha). El catalán puso a su compañero Dani Moreno a tirar en la primera parte de L'Angliru pero en ningún momento intentó ir hacia delante. Tras su victoria de ayer y con las fuerzas justas, 'Purito' no pudo más que estar con Horner y Nibali hasta que reventó, dejándose en meta casi dos minutos con Elissonde.
En el 'top-ten' final habrá otros dos españoles: Samuel Sánchez (Euskadi) y Dani Moreno. Al asturiano no le ha salido la Vuelta, pero ha conseguido tirar de veteranía para darle al mítico Euskaltel-Euskadi (que finalizará en Madrid 19 años de estancia en el ciclismo) un final digno de la historia del conjunto vasco. Moreno, por su parte, se va de la Vuelta con dos etapas, y la sensación de que igual en un futuro se le ve peleando por cotas más altas.
La Vuelta finaliza este domingo, con el ya habitual paseo por las calles de Madrid. En el circuito del Paseo de la Castellana será el momento para que brillen los velocistas, que poco lo han podido hacer en esta edición. Pero, sobre todo, será el día de un señor de 41 años que vivirá en el podio de La Cibeles su gran momento de gloria.