Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España vence a Italia (8-7) y acaba quinta en Belgrado

La selección española masculina de waterpolo se ha impuesto este sábado a Italia (8-7) y ha concluido el Campeonato de Europa de Serbia en quinta posición, por lo que los hombres de Gabi Hernández se centran ya en el próximo Preolímpico, que se jugará en Trieste (Italia) del 3 al 10 de abril y en el que lucharán por el billete a Río.
De esta manera, España consigue su mejor clasificación en los últimos cinco Europeos disputados, tras un duelo en el que los de Gabi Hernández firmaron una buena primera mitad y en el que supieron aguantar el resultado en los últimos minutos.
El primer gol llegó pronto, en un contragolpe que no perdonó Blai Mallarach solo ante Tempesti, antes de que el capitán Willy Molina pusiese el 2-0 en un lanzamiento lejano. A pesar de toparse una y otra vez con la defensa española, Italia logró recortar antes del final de los primeros ocho minutos en un ataque con dos de más por medio de Giorgetti.
En el segundo parcial, Munárriz consiguió poner otra vez dos goles de diferencia en el marcador tras culminar una gran jugada colectiva. Tras la respuesta de Di Fulvio, fue Minguell el que batió a Tempesti (4-2). Giorgetti volvió a golpear en dos de más, pero un parcial de 2-0 con tantos de Munárriz y Chalo Echenique dejó a España tres goles por delante (6-3).
En un tercer periodo con varias expulsiones, Italia logró un parcial de 0-3 e igualó con goles de Figlioli, Gallo y Luongo. Un gol de Roger Tahull puso delante a los de Gabi Hernández para afrontar el último cuarto. Un gol de Guillermo Molina puso el 8-6, pero Giorgetti colocó el 8-7 con más de dos minutos por jugar. España gestionó bien las últimas defensas y se quedó con la quinta plaza, su mejor clasificación en un Europeo en los últimos 10 años.