Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gran Bretaña bate su propio récord del mundo en la final de persecución

El equipo de Gran Bretaña de Persecución ha pulverizado este viernes en los Juegos Olímpicos de Londres su propio récord del mundo establecido el jueves en la ronda de calificación con un tiempo de 3:51.659, por el 3:52.499 logrado en la ronda preliminar.
El equipo formado por Edward Clancy, Geraint Thomas, Steven Burke y Peter Kennaugh, que consiguió el oro en la final ante el equipo de Australia, hace historia al batir por segunda vez su propio récord, ya que también lo habían establecido en los Mundiales de este año.