Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laia Sanz: "No estoy de acuerdo con la decisión, yo quería seguir, el Dakar tiene que ser duro"

La piloto española Laia Sanz (KTM) mostró su desacuerdo con la decisión de la organización del Rally Dakar, que adoptó acortar la especial de la novena etapa por el calor extremo, pero aseguró que quería seguir porque esta prueba tiene que ser "dura".
Sanz ha conseguido el decimotercer puesto en la etapa y ocupa el mismo puesto en la general de motos, a 13 minutos del décimo tras recortar cinco minutos hoy. "No estoy de acuerdo con la decisión. Yo quería seguir. Esto es el Dakar y tiene que ser duro", indicó Sanz.
"Si sólo llegan 50 motos, sólo llegan 50 motos, pero no se puede bajar el listón ante la primera dificultad", explicó la catalana. "Cuando he llegado al CP2 me han hecho parar y no me han dejado seguir, igual que al resto de pilotos, pero a un grupo de 13 o 14 sí les habían dejado continuar hasta el final", indicó.
"Hoy ha sido el primer día dakariano de verdad y así tendría que ser la mayor parte del rally. Quizá habrá quién no esté de acuerdo, pero es mi opinión", prosiguió. "Me he sentido cómoda encima de la moto y he rodado bien junto con Iván Cervantes durante unos 100 kilómetros después de que me alcanzara", resumió.
"Tal como pintaba la etapa, he decidido dosificar porque aunque no eran muchos kilómetros, el terreno era muy duro, con mucho fuera pista, mucho calor y, además, estábamos en la etapa maratón. Ha habido un trozo de unos 40 kilómetros de fuera pista que era todo el rato ir sorteando arbustos y dándote golpes con la maleza", añadió.
"Muchos han tenido problemas, pero a la altura del CP2 estaba contenta porque pese a la dureza del recorrido iba 13ª. Me ha dado rabia que se cancelara la última parte", finalizó la piloto barcelonesa, 17 veces campeona del mundo.