Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'MAPFRE' remonta y se reengancha a una flota comprimida

El 'MAPFRE' español tuvo una buena madrugada en la Volvo Ocean Race, la Vuelta al Mundo con escalas, y se reenganchó a la cabeza de la flota que navega por el Atlántico con destino a Ciudad del Cabo, destino final de la primera etapa de la regata.
Después de un lunes duro en el que el barco de Iker Martínez fue a cola del 'pelotón' de siete embarcaciones, este fue el más rápido con la noche ya instalada y pudo ir subiendo posiciones para situarse en la segunda posición de una flota todavía muy comprimida.
En esta ocasión, todos los participantes decidieron trasluchar al Sur y vivieron una nueva noche dura al atravesar un frente que trajo hasta 30 nudos de viento, mucho 'choppy' y lluvia en cantidad suficiente para no permitir ver nada, informaron desde la organización, complicando el estado de la mar, aunque sin un oleaje excesivamente temible.
El 'MAPFRE', que sufrió durante el lunes una avería eléctrica a bordo que le obligó a desconectar todos los sistemas para repararlos, lo que impidió que pudiese dar un parte real de su posición, trabajaron a destajo para reducir la desventaja y ya entrada la madrugada, cuando por fin hizo acto de aparición el viento y provocó que el 'VO65' español fuese el más veloz, estaban a tan solo 0,5 millas de la cabeza.
"Ya cruzado el Estrecho de Gibraltar, y sabiendo que no estábamos del todo bien posicionados, sabíamos que esta noche iba a ser dura. Comenzamos a ceñir y el viento se levantó fuertemente. Rachas de 30 nudos sacudían al barco como loco. Los chicos corrían de un lado para el otro, cambiando velas, trimando, achicando y haciendo todo lo posible para llevar al 'MAPFRE' a la primera posición", escribía Fran Vignale, reportero a bordo.
Amaneciendo, los de Iker Martínez ascendían hasta la segunda plaza, muy cerca del 'Abu Dhabi Ocean Racing', donde va el español Roberto 'Chuny' Bermúdez, y finalmente marcha cuarto en un grupo que ya ha rebasado Casablanca y que está liderado por el 'Team Brunel' y donde sólo el 'Team Vestas Wind' danés va algo descolgado, a unas seis millas.
"Es impresionante lo juntos que vamos con 'Dongfeng', 'Azzam', 'Brunel' y 'SCA'. Desde tierra el seguimiento de los barcos debe ser muy emocionante, pero desde aquí dentro no hay palabras para explicar lo apretada que está la regata; el esfuerzo en un mínimo cambio marca la diferencia. Ya pasado el 'rock and roll', ahora navegamos a 12 nudos, y los que por tercera vez consecutiva no han podido dormir durante la noche están descansando", añadió el argentino del 'MAPFRE'.