Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los judocas españoles afrontan en Mallorca el final de su preparación para los Juegos Paralímpicos de Londres

Los seis judocas españoles con discapacidad visual que competirán en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, se concentrarán a partir de este sábado y hasta el próximo 23 de agosto en Mallorca, para finalizar la preparación en los Juegos.
El combinado nacional de judo está compuesto por los andaluces Carmen Herrera y Abel Vázquez, el extremeño David García del Valle, la madrileña Marta Arce, la navarra Laura García, y la valenciana Mónica Merenciano. Realizarán tres sesiones de entrenamiento diarias para llegar a la capital británica en óptimas condiciones.
Por parte del cuerpo técnico, estarán presentes en la localidad balear de Sineu, el técnico de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC), Vicente Arolas, los entrenadores Fernando Díaz, Gabriel Vera y Teresa Campo, los colaboradores de la FEDC Feriff López y Leandro Mercader, la médico Lidia Carpio, y la fisioterapeuta Amadora Martínez.
Durante su estancia en Sineu, los judokas españoles realizarán tres sesiones de entrenamiento diarias. La primera se desarrollará entre las 7.30 y las 9.00 horas y se centrará en la preparación física. En la segunda sesión, entre las 11.00 y las 13.00 horas, se trabajarán los aspectos técnicos y tácticos.
Finalmente, el tercer entreno tendrá lugar entre las 19.00 y las 21.00 horas y se realizará junto con judocas videntes que acudirán desde algunas localidades cercanas. En esta última sesión, se disputarán combates y se estudiarán a los contrarios con los que los judokas ciegos competirán en los juegos de Londres.
El judo es uno de los deportes con menos modificaciones respecto al deporte de videntes. Únicamente existe una modificación del reglamento, que hace que todos los combates deban comenzar con los dos deportistas agarrados. Si en algún momento del combate los judokas se sueltan, el árbitro parará el combate para que vuelvan a cogerse.
Existen también algunas otras modificaciones, que hacen mención a la forma de transmitir por parte de los árbitros a los deportistas las señales, ya que no lo podrán hacer por gestos, tal y como se hace habitualmente. Además, en este deporte existe una alta participación de sordociegos, por lo que la forma de darles los avisos también está adaptada y recogida en el reglamento.