Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María Vasco: "A los marchadores no se nos valora nada"

La marchadora de Viladecans censura la falta de ayudas y que la Federación sólo se acuerda de ellos en las grandes citas La marchadora española María Vasco criticó a la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) por la falta de ayudas a su deporte y porque sólo se acuerda de los marchadores cuando llegan las grandes citas internacionales, y afirmó que no se les "valora nada", tras quedar la décima en la final de los 20 kilometros de los Juegos Olímpicos, disputada por los alrededores de The Mall en la capital británica.
La marchadora de Viladecans censura la falta de ayudas y que la Federación sólo se acuerda de ellos en las grandes citas
La marchadora española María Vasco criticó a la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) por la falta de ayudas a su deporte y porque sólo se acuerda de los marchadores cuando llegan las grandes citas internacionales, y afirmó que no se les "valora nada", tras quedar la décima en la final de los 20 kilometros de los Juegos Olímpicos, disputada por los alrededores de The Mall en la capital británica.
"¿La Federación? Estoy superdescontenta. Creo que no se nos valora nada. Siempre se acuerdan cuando llega la gran cita. La marcha está salvando, por ahora, el atletismo español en los Juegos, con un quinto puesto también de Miguel Ángel, y las chicas hemos hecho un octavo, un décimo y María José, que ha estado pasándolo mal con lesiones, la doce. Creo que despues de Rusia y China estamos las españolas", comentó.
A María Vasco, que disputó sus quintos, y según ella, últimos Juegos dijo que ya no le queda mucho en la marcha. "No creo que aguante más de un año y muchas veces me he reivindicado y lo voy a seguir haciendo hasta el final. La marcha es un deporte muy sufrido. Sufrimos mucho para estar aquí y para ganar la miseria que ganamos", subrayó la pupila, como la campeona de España, María José Poves, de Rafael Sánchez.
En Londres Vasco, quinta en Pekín, tenía claro que iba a salir a disfrutar, y lo ha hecho, en un circuito que pasaba junto al Buckingham Palace, atestado de aficionados por todos lados. "He disfrutado muchísimo, el circuito y el ambiente lo requerían. He salido en un segundo grupo porque el primero sabíamos que iba muy, muy rápido. He pasado un 10.000 un pelín más rápido de lo que debía y al final los últimos dos ó tres kilómetros se me han hecho duros", admitió.
"HE SENTIDO QUE VOLABA"
Con el cuerpo medio apoyado en la valla para recuperarse del extremo esfuerzo, Vasco, bronce en Sydney, la única mujer que ha ganado una medalla en los Juegos del atletismo español, expulsó un grito de dolor nada más cruzar la meta, medio tambaleándose y atendida por los voluntarios color morado de los Juegos.
"No sé los parciales porque he ido por sensaciones. He disfrutado al mismo tiempo que sufrí, porque hay que darlo todo, y no me he dejado nada. Se me ha escapado el diploma olímpico que es la pena que me queda. Prefiero que me lo quite mi compañera a que me lo quite otro país, pero no me lo tenía que haber quitado nadie", lamentó la barcelonesa.
Explicó que sus fuerzas le alcanzaron hasta que el cuerpo dijo basta en los cuatro últimos kilometros. "He tenido unas sensaciones muy buenas, como que volaba. Estaba excelente, sólo que había que encontrarse excelente 20 kilómetros y la prueba empieza en el 16. En el 16 no iba justa, pero ya no tenía cambio. Era que nadie apretara por atrás, pero Beatriz ha tenido un sprint más rápido y me ha ganado", relató, ya junto a su compañera Poves, donde antes estuvo Beatriz Pascual, la que se llevó a su casa el diploma que quería en su despedida olímpica.