Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Chris Froome defiende título en Romandía

El ciclista británico Chris Froome (Sky) parte como favorito en la 68º edición del Tour de Romandía que se disputará desde este martes hasta el próximo domingo, en una ronda en la que participan varios de los primeros espadas del ciclismo mundial y en la que Beñat Intxausti (Movistar) es la baza española en una carrera que no vence ningún ciclista nacional desde el año 1996, cuando Abraham Olano se hizo con el título.
La carrera suiza, última ronda del calendario UCI World Tour antes del Giro de Italia, servirá para calibrar el nivel del último vencedor del Tour de Francia, Chris Froome. El de Nairobi, que solo ha corrido en Omán --donde venció la general-- y en Catalunya este año, tratará de revalidar el triunfo logrado el año pasado en las carreteras suizas.
Froome es el gran favorito de una ronda que en los últimos tres años ha visto cómo su vencedor triunfaba en julio en el Tour de Francia. Pero el británico no es el único gran nombre de esta carrera. Hombres como el italiano Nibali (Astana) o el polaco Michal Kwiatkowski (Quick-Step) tratarán de vencer en Romandía, aprovechando el buen momento de forma que les ha dado la semana de clásicas en las Ardenas.
No serán ellos dos las únicas amenazas de Chris Froome. Corredores que están preparando el Giro de Italia, como Ivan Basso (Cannondale), Nicolas Roche (Tinkoff-Saxo) o Rigoberto Urán (Quick-Step), o jóvenes como el estadounidense Tejay Van Garderen (BMC) completan una terna de candidatos a la victoria entre los que la principal baza española, sin Alejandro Valverde, Joaquim 'Purito' Rodríguez ni Contador en la salida, es el vasco de Movistar Beñat Intxausti.
El Tour de Romandía empezará este martes, con un prólogo de cinco kilómetros y medio y constará de otras cinco etapas entre las que destaca la tercera, con final en Ainge y en el que los ciclistas tendrán que superar cuatro dificultades montañosas de primera categoría. Si no se decide la carrera ahí, en la última jornada se disputará una contrarreloj de 18 kilómetros en Neuchatel en la que se resolverá la carrera.