Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) McIlroy y Sergio García sirven la emoción en el último 'major'

El Campeonato de la PGA, último 'major' de la temporada, arranca este jueves en el Valhalla Golf Club de Louisville con la duda de la presencia del estadounidense Tiger Woods, lesionado en la espalda, y con los focos centrados en un Rory McIlroy que llega lanzado y de nuevo con el número uno del mundo en su haber, un nivel el del norirlandés sólo imitado en las últimas semanas por el español Sergio García.
Un año más, la pelea en el 'Grand Slam' llega a su fin. Las posibilidades de entrar en ese selecto club o agrandar los éxitos ya labrados se abrirán desde este jueves y hasta el domino en el complejo y enrevesado, por lo irregular de sus 'greenes' especialmente, recorrido de Kentucky. El norirlandés es de los que quiere ser leyenda después de relanzar su carrera en este 2014 y tras un 2013 decepcionante.
McIlroy, que ya a finales de mayo se reencontró con la victoria en el BMW PGA Championship, llega al Campeonato de la PGA (que ya ganó en 2012) después de levantar hace tres semanas el 'British Open' y, el pasado domingo, el WGC-Bridgestone Invitational, lo cual le alzó al número uno que abandonó en 2012. Con solo el Masters pendiente para completar el 'Grand Slam' y un juego que no encuentra rival, el norirlandés sin duda es el nombre del momento.
Para alegría del golf español, Sergio García ha peleado con el británico en esas dos últimas victorias y se encuentra quizá en el mejor momento de su carrera. El juego del castellonense le permite ser una alternativa cada fin de semana y, sin la obsesión de ganar su primer 'grande', las apuestas por el de Borriol están al alza.
A pesar de que el español no pudo aguantar a McIlroy el domingo en el Firestone CC, el nuevo número tres del mundo dejó para el recuerdo jornadas como las del viernes, con una tarjeta de 61 golpes, la mejor de su carrera. Así pues, una nueva pelea entre los dos mejores jugadores del momento está servida, sin olvidarse del resto de figuras de darán brilló a la 96ª edición de este último 'major' de la temporada.
Hasta el último momento parece que será duda la presencia de Tiger Woods. El californiano se encuentra ya en Valhalla y ahí se probará después de tener que abandonar en el noveno hoyo del domingo en el WGC-Bridgestone Invitational. El 'Tigre' disputaba solo su tercer torneo desde que a finales de marzo tuviese que parar por someterse a una operación de espalda.
Ahora, los fantasmas planean de nuevo, y hasta el reclamo en el 'tee' de salida este jueves bien temprano, Tiger tiene tiempo para ver si está en condiciones de poder competir. Seguro que pasearse no quiere. Pendientes de la condición física también habrá que estar con el defensor del título, el también estadounidense y carismático Jason Dufner, quien llega con una lesión en el cuello.
Por otro lado, la batalla por ganarse un puesto en la Ryder Cup será un punto más de motivación para muchos golfistas. El recorrido de Valhalla, que acogió la cita entre Estados Unidos y Europa en 2008, reparte los últimos puntos valiosos para la cita que se celebrará a finales de septiembre en el escocés Gleneagles. En el equipo yanqui, en especial destacan las ganas de Phil Mickelson.
El zurdo de San Diego, un habitual del torneo, recuperó parte de la confianza que le falta esta temporada con una tarjeta de 62 golpes en la última jornada del Bridgestone Invitational. Mientras, en el equipo europeo grandes nombres están en la pelea, como es el caso del español Miguel Ángel Jiménez. El 'Pisha' será otra de las bazas de la 'Armada' junto al ya mencionado Sergio y Rafael Cabrera-Bello, Gonzalo Fernández-Castaño y Pablo Larrazábal.