Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Mireia Belmonte quiere brillar en el Campeonato de España, el penúltimo tren hacia Río

Vall, Costa o Ignacio buscan ser campeonas nacionales y no perderse la cita olímpica
El Campeonato de España Absoluto 'Open de Primavera' de natación arranca este sábado en su decimoséptima edición en las piscinas Carles Ibars de Sabadell, del 19 al 22 de marzo, como penúltimo trampolín hacia los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de este verano, aunque los nadadores y nadadoras españoles todavía tendrían un último cartucho en los Europeos de mayo en Londres (Inglaterra).
Las posibilidades de España de estar en Río hace que las miradas estén puestas sobre Jessica Vall y Mireia Belmonte, después de sus últimos éxitos. Para la bracista el objetivo es conseguir la mínima en los 100 y 200 braza después del impulso emocional del bronce conseguido en los 200 braza tras remontar, desde la última posición, en la final del Mundial de Kazán 2015.
Una cita que se perdió por lesión la dos veces medallista olímpica Mireia Belmonte, quien recuperada quiere volver a abanderar a la natación española en Río. Así como Jessica Vall llega reforzada a estos Campeonatos en Sabadell, Belmonte se probará en los 400, 800 y 1500 libres; en los 200 mariposa y en los 400 y 200 estilos después de su ausencia en los Mundiales por esas molestias persistentes en el hombro.
La cita, que se celebrará en piscina de 50 metros, también brindará la posibilidad de ver a la fondista Erika Villaécija en 400, 800 y 1500 libres, así como a las espaldistas Duane Da Rocha (50, 100 y 200 espalda) y Merche Peris (50, 100 y 200 espalda y 100 libres), o la joven Marina García (200 braza).
La más joven, Judit Ignacio, buscará la mínima en los 50, 100 y 200 mariposa y en los 100 libres en la que ha sido su casa. Esta última prueba la nadará junto con Melani Costa, otra de las grandes bazas españolas, que además competirá en los 200, 400 y 800 libres y en los 200 espalda. Su estado de salud, también tras unas molestias recurrentes, marcarán su presencia o no en Río en condiciones de optar a medalla.
En categoría masculina destaca la presencia de Carlos Peralta (Real Canoe NC), Marc Sánchez (CN Sabadell), Aschwin Wildeboer (CN Sabadell), los hermanos Miguel y Bruno Ortiz-Cañavate (Real Canoe NC), Markel Alberdi (CD Bidasoa XXI), Albert Puig (CN Terrrassa), Miguel Durán (CN Sabadell), Edu Solaeche (Real Canoe NC) o Víctor Martín (CN Churriana), que también lucharán por reflotar a la natación masculina española en los Juegos.
En este Campeonato de España sacarán billete para la cita olímpica los campeones y subcampeones de cada prueba siempre y cuando consigan la mínima olímpica. Pero aunque se logre el crono exigido para Río, sólo pueden pasar los dos primeros de cada modalidad en la final, lo que incrementa la competitividad entre los aspirantes.
RÉCORD DE PARTICIPACIÓN.
Así, esta edición del Campeonato de España está claramente influenciado por los Juegos y por lograr las mínimas para estar en Río, lo que ha propiciado un récord en cuanto a la participación. Nada menos que 479 nadadores --con 228 nadadoras-- de 129 clubes, con 425 españoles y 54 nadadores de 11 clubes extranjeros, entre ellos Portugal, Bélgica y Luxemburgo.
Para el presidente de la Federación Española de Natación, Fernando Carpena, el objetivo es superar el número de nadadores de Londres 2012 (11 mujeres y 3 hombres). "Creo que 25 nadadores tienen posibilidades, pero ojalá fueran 30, lo cual desbordaría nuestras previsiones", comentó optimista antes de esta cita.