Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin y Obama hablan sobre la seguridad en Sochi durante una llamada telefónica

Los presidentes de Rusia y estados Unidos, Vladimir Putin y Barack Obama, respectivamente, han discutido este martes durante una llamada telefónica sobre la seguridad en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán a partir del 7 de febrero en la localidad rusa de Sochi.
Pese a que la Casa Blanca no ha dado prácticamente detalles sobre la conversación, sí ha resaltado que ambos líderes han tratado cómo garantizar sus intereses, "incluyendo una celebración segura de las Olimpiadas en Sochi, para las que Estados Unidos ha ofrecido toda su cooperación".
Este mismo martes, el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, Martin Dempsey, y su homólogo ruso, Valeri Gerasimov, han debatido la posibilidad de utilizar tecnología estadounidense en la lucha antiterrorista de cara a la celebración del evento deportivo, tal y como ha revelado el Pentágono.
Dempsey ha asegurado que Washington está dispuesto a compartir información técnica sobre los métodos para hacer frente a los artefactos explosivos improvisados y sistemas de comunicaciones en caso de que su tecnología sea compatible con los sistemas rusos. "He reiterado el hecho de que podríamos considerar favorablemente sus peticiones", ha dicho.
Estas conversaciones han tenido lugar apenas un día después de que el Ejército de Estados Unidos afirmara que desplegará recursos aéreos y navales, incluyendo dos buques en el mar Negro, en caso de que sea necesario durante la celebración de los Juegos Olímpicos, después de que varios grupos insurgentes islamistas hayan amenazado con atentado durante las celebraciones.
El Pentágono detalló que los comandantes del Ejército "están llevado a cabo planes y preparaciones prudentes" por si fuera necesaria la ayuda de Washington a Moscú durante los Juegos. "Estados Unidos ha ofrecido todo su apoyo al Gobierno ruso en sus preparativos de seguridad para los Juegos Olímpicos de Invierno", manifestó el portavoz del Pentágono, John Kirby.
Las palabras de Kirby llegaron apenas unas horas después de que el grupo terrorista islamista Vilayat Daguestán reivindicara la autoría de los dos atentados terroristas suicidas que acabaron con la vida de al menos 34 personas en diciembre de 2013 en la ciudad rusa de Volgogrado, al tiempo que ha amenazado con atacar los Juegos.
Daguestán está en el Cáucaso Norte, donde los milicianos llevan a cabo una insurgencia para crear un estado islamista. El señor de la guerra Doku Umarov, el líder de los guerrilleros separatistas y el hombre más buscado de Rusia, ha instado a los insurgentes a atacar durante los Juegos de Sochi.