Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El japonés Takahashi anuncia su retirada del patinaje artístico

Daisuke Takahashi, primer japonés en conquistar una medalla olímpica en patinaje artístico, ha anunciado este martes su retirada después de 20 años sobre las pistas de hielo.
"He decidido retirarme del patinaje y comenzar un nuevo objetivo. Originalmente había planeado tomarme mucho más tiempo en meditar esta decisión, pero luego pensé que la mejor manera de limpiar mi camino para empezar en algo nuevo sería dejar de patinar de manera definitiva, por lo que no fue algo de repente", dijo Takahashi en una conferencia de prensa en Okayama, donde asistía a una ceremonia de premios.
El japonés, de 28 años de edad, ayudó a popularizar el deporte en el país e hizo historia en el patinaje japonés, ganando una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010. También se convirtió en el primer patinador masculino nipón en ganar un oro mundial, en 2010, y una metal dorado en la final del Grand Prix de 2012-2013.
No obstante, una lesión en los ligamentos de la rodilla le mantuvo fuera de la pista durante gran parte de la temporada 2008-2009, un incidente que no hizo que un año más tarde conquistara una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Vancouver, en su segunda participación olímpica.
Takahashi confesó que se sentía seguro sobre su futuro. "El hecho de que haya anunciado públicamente mi retirada significa que tengo que tomar en serio lo que quiero hacer ahora. Cuando yo estaba compitiendo, yo no pensaba en qué hacer a continuación. Había sólo un objetivo tras otro y yo no tenía otra oportunidad para hacerla", concluyó.
Su última participación olímpica, en los Juegos de Sochi (Rusia) del pasado mes de febrero, se vio empañado cuando la persona que realizaba sus composiciones, conocido como 'el Beethoven de Japón', confesó que usaba a otra persona para componerlas.