Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fedetaxi denuncia a Uber por su servicio de transporte alternativo a la línea 1 de metro

Los taxistas piden al Ayuntamiento que refuerce los transportes públicos durante el cierre del metro
Fedetaxi ha denunciado este miércoles el servicio 'línea U' que Uber tiene intención de poner en marcha en Madrid mientras duren las obras de la línea 1 de Metro, entre el 3 de julio y el 12 de noviembre.
El servicio consiste en una línea regular de transporte que realiza el trayecto de la línea 1 de Metro para viajeros que comparten un vehículo turismo y el coste del trayecto.
Esto, a juicio de los taxistas, constituye una infracción de la normativa de transporte, que impide a los turismos crear "líneas regulares", ya que están reservadas al transporte colectivo y, en concreto, a los autobuses, así como el cobro por plaza individual o asiento, que Uber promociona a un euro.
Fedetaxi ha anunciado que se pondrá en contacto con el Ayuntamiento de Madrid a través de la Asociación Gremial de Auto Taxi de la capital para requerir que refuerce el servicio público de transportes, "incluido el taxi, al que se ha solicitado que dote de paradas lanzaderas", para mejorar la movilidad de los ciudadanos mientras duran las obras.
Además, pedirán al Consistorio que utilice los medios disciplinarios y de control a su alcance para "evitar la transgresión de la ley por parte de la multinacional".
"La plataforma digital desvela con este comportamiento que su finalidad es sustituir los servicios públicos de transporte (incluso los de titularidad municipal) para quedarse el monopolio de la movilidad urbana y seguidamente tomar el control socioeconómico del mismo en su único beneficio", apunta la asociación en un comunicado.
El presidente de Fedetaxi y AGATM, Miguel Ángel Leal, considera que "Uber vuelve a las andadas e intenta colocar en el mercado Uber Pool", un servicio "prohibido", por lo que "se ve que el desprecio por la ley está en su ADN".
Los taxistas afirman que esta actuación ya es "marca de la casa" de Uber, que "tuvo que ser prohibida por un juzgado en diciembre de 2014 por realizar prácticas contrarias a la competencia de similar contenido a las que actualmente pretenden poner en marcha".
Además, Fedetaxi considera un "agravante" que, en esta ocasión se ponga en riesgo a los usuarios que, "de buena fe se pueden encontrar involucrados en expedientes sancionadores que se abran a Uber".