Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ford España prevé producir 420.000 unidades este año y una facturación de 10.000 millones de euros

El presidente de Ford España, José Manuel Machado, ha avanzado que este año la planta de Almussafes prevé producir 420.000 unidades, frente a las 390.000 del pasado año, y ha destacado que alcanzarán este 2016 una facturación de 10.000 millones de euros, lo que supondrá 1.000 millones más que en 2015.
Así lo ha indicado Machado en la conferencia 'Los próximo 40 años de la compañía en nuestro país, enmarcada en la Noche de las Finanzas celebrada en Valencia con motivo del certamen financiero-empresarial Forinvest, que se celebrará este miércoles y jueves en Feria Valencia.
Al acto, al que han asistido diferentes personalidades el mundo de la política como el presidente de las Corts, Enric Morera; o los conselleres de Economía, Rafael Climent y de Hacienda, Vicent Soler, y de la economía, han sido galardonados en la novena edición de los Premios Forinvest el director general y consejero delegado de Grupo Dulcesol, Rafael Juan; el presidente de Ford España, José Manuel Machado, y el director general de Groupama en Portugal, Florent Hillaire.
Antes de comenzar el acto y a preguntas de los medios de comunicación sobre los planes de producción de la compañía, Machado ha destacado a los medios de comunicación que Ford volverá a crecer este 2016 en España y prevé llegar a producir las 420.000 unidades frente a las 390.000 del pasado año, lo que, según ha explicado, supondrá completar el proceso de inversiones que la compañía ha incorporado a su fabrica en Almussafes (Valencia).
No obstante, ha puntualizado que todo el proceso está sujeto a que la economía "vaya como tiene que ir en todo el mundo" ya que, ha explicado que Ford exporta más del 97 por ciento en el exterior por lo que dependen de lo que pasa en los mercados exteriores.
Preguntado por cómo puede afectar la incertidumbre política a la ventas de Ford, Machado ha afirmado que, dado que han transformado la planta de Almussafes en un planta global, no tienen dependencia de lo que acontece en la economía de un país. "En España solo se queda el 3 y el 97 por ciento va fuera por lo que estamos más atentos de lo que pasa en el resto del mundo", ha explicado.
Inquirido sobre si el empleo en la planta se va a mantener, ha admitido que este año no tienen previstos "grandes cambios" por lo que su objetivo es seguir trabajando en "eficiencia" y en hacer las cosas "mejor" porque después de un proceso de inversiones como el llevado a cabo Ford con una inversión de 2.300 millones ahora están inmersos en todos los procesos de ajustes.
En este sentido, ha recalcado que el plan de ajuste que va a poner en marcha la compañía a nivel mundial no afectará a la planta de Valencia. "Nosotros estamos en otro proceso muy distinto porque somos una planta global y no dependemos de una forma definitiva de lo que pasa en Europa, sino en el mundo entero", ha recalcado.
Durante su intervención, Machado ha hecho referencia a las transformaciones de la compañía a lo largo de su historia en España y sus inicios en el país con el objetivo de "abrir fronteras industriales" y demostrar que eran "el motor de la industria".
Así, ha insistido en que tienen la obligación de trabajar para lograr éxitos en España no tanto por el vehículo, sino para aportar más servicios a la movilidad. De hecho, ha destacado la "transformación radical" de la planta lo que les ha permitido crear 3.000 empleos directos y ser planta de las "más emblemáticas de Ford en el mundo".
Machado ha indicado que se están viviendo "enormes cambios políticos, sociales y económicos" en el mundo pero ha recalcado que Ford confía en la capacidad de España y en Valencia que ha protagonizado un nuevo movimiento de reforzamiento industrial del automóvil.
De hecho, ha puntualizado que Almussafes es la única planta que fabrica el híbrido de Ford en todo el mundo, al tiempo que ha destacado la "calidad" de la plantilla y el avance puntero de la tecnología en la planta que la ha convertido en " una auténtica fortaleza". "Si hace 40 años era una industria para exportar hoy tenemos una mega planta global", ha destacado.
"GRANDES RETOS"
Para el presidente de Ford España, el mundo se enfrenta a "grandes retos" en los que hay que definir nuevos modelos de movilidad y tomar decisiones sobre el rendimiento de los vehículos o la sostenibilidad.
A su juicio, quedan al menos otros 40 años "trascendentales" en el que la industria sufrirá una "autentica revolución" porque la incorporación de la tecnología va a plasmarse con la aparición de nuevas demandas de la sociedad.
"El mundo avanza hacia la interconectividad y esta compañía pasará por soluciones de movilidad", ha dicho. Asimismo, ha indicado que la factoría se prepara para poner en marcha vehículos más grandes y sofisticados para conseguir una fabricación más competitiva con la implantación de la tecnología en los procesos de producción y la utilización de realidad virtual como medida de seguridad y de control de los posibles defectos.
"Esa será la esencia de la nueva industria 4.0, incorporar la tecnología sin perder de vista el eje de nuestra actividad. No solo mas eficientes, sino mas competitivos", ha explicado. Así, ha avanzado que impulsarán el coche eléctrico con la puesta en marcha de 13 modelos y que contarán con una inversión de 4.500 millones de dólares antes de acabar la década.
NUEVO MODELO PRODUCTIVO
Por su parte, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha subrayado que el nuevo modelo productivo "cultivará el espíritu emprendedor y esforzado valenciano, desterrando el negocio fácil a través del amiguismo, como se venía haciendo hasta ahora".
En el marco del objetivo del Gobierno valenciano de hacer realidad un nuevo modelo productivo, Soler ha hecho hincapié en la transformación del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en el banco público de la Generalitat, un nuevo instrumento que "complementará a las entidades financieras privadas para desarrollar proyectos de inversión de interés estratégico para la Comunitat, junto a otros de marcado carácter social".
También ha destacado el papel de la nueva Agencia Valenciana de la Innovación que coordinará los instrumentos de soporte a la innovación con que cuenta la Comunitat, dando voz a todos los colectivos que participan.