Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 79% de los conductores españoles considera que el coche conectado es el vehículo "ideal"

El 79% de los conductores españoles considera que el coche conectado es el vehículo "ideal" y afirma que es sinónimo de progreso, ahorro de tiempo y seguridad, según se desprenden de las conclusiones del Observatorio Cetelem Auto 2016, que ha sido presentado este martes.
Asimismo, el estudio afirma que el 70% de los españoles usa el smartphone para preparar o guiar sus desplazamientos. De hecho, el 75% de los conductores afirma haber reducido su tiempo de desplazamiento gracias a estas herramientas.
Para la mayoría de los encuestados, un coche conectado es sinónimo de progreso en términos de confort en la conducción y es un medio de ganar tiempo, pero es un medio de transporte caro.
Un mal uso de la información, "puesto que estos coches tienen la posibilidad de obtener multitud de datos del conductor", forma parte de las principales inquietudes de los españoles respecto al coche conectado, junto a no ser completamente el amo del vehículo o la seguridad.
Para los conductores españoles es necesario que un coche conectado sea seguro, ahorre en costes del vehículo y tenga confort en términos de conducción. Además, pagarían por tener un sistema de inmovilización en caso de robo, por un sistema predictivo de mantenimiento y tener un sistema de detención de peatones y obstáculos.
Sin embargo, actualmente un 40% afirma que no renovaría su coche actual por uno conectado. Respecto al uso, un 56% de los encuestados españoles considera que no cambiará la frecuencia de uso del vehículo a pesar de las funcionalidades del coche conectado.
"El coche conectado es para el usuario sinónimo de progreso y confort, aunque aún se percibe cierta reticencia a su uso masivo por considerarlo todavía un medio de transporte caro", según afirma Cetelem.
En lo que respecta al coche autónomo, un 35% de los españoles considera que el vehículo autónomo será una realidad en 3 o 5 años, "aunque hay mucho que hacer, no sólo a nivel de tecnología. Son muchas las cosas que tienen que solucionar y adaptar a este tipo de vehículos", ha afirmado la responsable del departamento de estudios de Cetelem en España, Liliana Marsán, durante la presentación.
LOS FABRICANTES RESPONSABLES DEL PROCESO DE TRANSFORMACIÓN
Según el 58% de los españoles encuestados, los fabricantes deben ser los responsables del proceso de transformación hacia el coche autónomo. Sin embargo, un 60% afirma que compraría un vehículo fabricado por especialistas de tecnologías de la información.
Asimismo, la mayor parte de los españoles en un trayecto en un coche 100% autónomo aprovecharía para divertirse, hablar con los pasajeros o descansar, aunque un 28% afirma que no dejaría de estar atento al tráfico.