Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carla Suárez y Garbiñe Muguruza salvan el honor en el cuadro femenino

Carla Suárez y Garbiñe Muguruza son las únicas supervivientes españolas en el cuadro femenino del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, después de superar este martes la primera ronda del torneo, lo que no pudo hacer Lourdes Domínguez.
Tras la dos primeras jornadas de acción en Melbourne Park, la 'Armada' femenina se ha quedado reducida ya a dos componentes, aunque ambas jugadoras son las dos mejores bazas en la actualidad del tenis nacional.
Así, Carla Suárez, que parte como decimosexta cabeza de serie, se metió en la siguiente ronda sin apenas sufrimiento tras deshacerse de la estadounidense Vania King en dos mangas por 6-3, 6-2, después de un sólido partido.
La canaria perdió únicamente una vez su servicio en todo el encuentro y se aprovechó además de la gran cantidad de errores de su rival, que siempre fue por detrás en el marcador. La siguiente rival de la española será la kazaja Galina Voskoboeva.
Por su parte, Garbiñe Muguruza continuó su buen estado de forma tras sumar su primer título de la WTA en Hobart el pasado sábado y se clasificó para la segunda ronda tras eliminar a la estonia Kaia Kanepi, vigesimocuarta cabeza de serie, en tres sets por 6-2, 2-6, 6-2.
La natural de Caracas, que esta semana se ha situado la 38 del mundo, empezó muy fuerte, arrastrando su buen tenis ofrecido en la capital de Tasmania. Sin dar concesiones a su rival, cerró la primera manga en 23 minutos.
Sin embargo, Kanepi salió de su letargo y reaccionó devolviéndole la moneda en el segundo set a la española, que no supo aprovechar las cuatro bolas de rotura de las que gozó. El partido se marchó a un tercer parcial donde Muguruza supo manejar los nervios para llevarse el billete a la segunda ronda con tres 'breaks'. La eslovaca Anna Schmiedlova será su próxima rival.
En cambio, menos suerte tuvo Lourdes Domínguez. La pontevedresa tenía un complicado estreno ante la danesa Carolina Wozniacki, décima cabeza de serie y que no dio opciones a la española para ganar por un contundente 6-0, 6-2.