Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kazajastán y Alemania sorprenden a Suiza y Francia

Kazajastán y Alemania rompieron los pronósticos del primer día de sus eliminatorias de cuartos de final de la Copa Davis y arrebataron un punto a domicilio a Suiza y Francia que les asegurar llevar la emoción al domingo, mientras que la actual campeona, la República Checa sí cumplió ante Japón, e Italia lo encarriló en un primer día inacabado.
En Ginebra, se esperaba que la Suiza de Stanislas Wawrinka y Roger Federer empezase a fraguar el billete a las semifinales ante los kazajos, pero estos demostraron que la competición tiene una 'magia' especial y arrancaron un punto al sorprender al campeón del Abierto de Australia.
El encargado de hacerlo fue Andrey Golubev, que demostró que el de Lausana no parece actualmente tan fino como en Melbourne Park sumando el primer punto en el primer partido al imponerse en cuatro sets por 7-6, 6-2, 3-6, 7-6 después de más de tres horas de partido.
Con todo, fue un partido competido, con numerosas opciones de 'break' desperdiciadas por ambos y con sólo tres roturas, dos a favor del kazajo, ambas en el segundo parcial, y una, en el tercero, para el helvético. En las otras dos mangas, Golubev no se dejó llevar por la presión en las 'muertes súbitas'.
Sin embargo, no hubo presión para Suiza, que para el segundo punto contaba con Roger Federer que, al contrario que Wawrinka, ni se inmutó ante Mikhail Kukuskhin, al que arrolló en tres sets por 6-4, 6-4, 6-2 en menos de dos horas.
Peor es el panorama para Francia tampoco sacó partido a su condición de local en Nancy ni el hecho de enfrentarse a un equipo alemán disminuido por las bajas de Tommy Haas, Philippe Kohlschreiber y Florian Mayer, pero que se llevó los dos puntos del día y obliga a los franceses a la remontada.
Las cosas no comenzaron bien para los locales y pese a que Julien Benneteau empezó 4-0 y tuvo cinco bolas de set, acabó perdiendo claramente con Kamke en tres sets por 7-6 (8), 6-3, 6-2, trasladando toda la presión a Jo-Wilfried Tsonga, que se medía al debutante Peter Gojowczyk.
Sin embargo, el de Le Mans tampoco está del todo fino por sus problemas físicos y pese a sus 36 saques directos, cayó sorprendentemente en cinco mangas 5-7, 7-6(3), 3-6, 7-6(8) y 8-6, desperdiciando dos bolas de partido.
LA FALTA DE LUZ AFECTA AL ITALIA-GRAN BRETAÑA.
Donde no hubo sorpresa fue en Nápoles (Italia), aunque el día no se pudo acabar por la falta de luz que impidió que Andreas Seppi y Andy Murray acabaran su partido con 6-4 para el escocés en el primer set y 5-5, por lo que en el caso de que el escocés gane, igualaría la eliminatoria.
Los británicos, con un equipo menor pese a la presencia del campeón de Wimbledon, que además juega en la superficie que menos rinde, cedieron el primer punto con la derrota de James Ward, 161 del mundo, ante el número uno italiano y el 13 de ranking, Fabio Fognini, por 6-4, 2-6, 6-4 y 6-1 en un partido con 35 pelotas de rotura entre ambos.
Los que no fallaron fueron los actuales campeones. Los checos, pese a no contar con Tomas Berdych, les bastó Lukas Rosol y Radek Stepanek, para poner el 2-0 ante una voluntariosa Japón, también sin su mejor jugador, Kei Nishikori.
El 'Gusano de Karvina' abrió el camino hacia las semifinales deshaciéndose de Tatsuma Ito, ante el que tuvo que remontar para acabar ganando por 6-7(5), 7-6(5), 6-1 y 7-5, mientras que Rosol sufrió más ante Taro Daniel, que estuvo a punto de darle un susto y le llevó a cinco sets tras haber cedido las dos primeras (6-4, 6-4, 3-6, 4-6, 6-2).