Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Murray recibe una 'wild card' para jugar el Valencia Open 500

Juan Carlos Ferrero, director del Valencia Open 500, torneo del circuito de la ATP que se disputará del 20 al 26 de octubre, confirmó este jueves la presencia del escocés Andy Murray, un nuevo 'top 100' para la cita y al que se le ha concedido una invitación.
De este modo, el de Dunblane se une a los nombres del español David Ferrer, el japonés Kei Nishikori, el checo Tomas Berdych y el croata Marin Cilic, quinto, sexto, séptimo y noveno jugador del mundo, respectivamente, y luchando todos ellos por sumar puntos para estar en las ATP World Tour Finals de Londres, la Copa de Maestros.
El escocés jugará en el Ágora por tercera vez en su carrera después de hacerlo en 2009, imponiéndose en la final al ruso Mikhail Youzhny (6-3, 6-2), mientras que en 2010, ganó en la modalidad de dobles junto a su hermano Jamie, con el que derrotó a la pareja Bhupati-Mirnyi (7-6, 5-7, 10-7), mientras que, por el contrario, cayó en octavos del cuadro individual ante el argentino Juan Mónaco.
"Si ya era un placer contar con tan buenos jugadores este año, ahora con la confirmación de Andy Murray la satisfacción y la ilusión son máximas. Animo a todos los aficionados a que se acerquen al torneo porque ver en acción a tenistas de tanto nivel es algo único y de lo que estamos muy orgullosos", señaló al respecto Ferrero, en declaraciones facilitadas por el departamento de prensa del torneo.
El exnúmero uno del mundo visitó este miércoles el escenario del evento, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y supervisó el estado de las obras junto con David Serrahima, director ejecutivo del torneo.
"Lo tenemos todo listo para que el inicio, tenemos muchísimas ganas, estamos muy ilusionados. Todo ha ido perfecto y ahora ya lo que nos queda es que los jugadores pisen la pista y los aficionados puedan disfrutar", comentó.