Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coto vuelve a España y ya está en la cárcel

Coto Matamoros ha decidido enfrentarse a la Justicia y, tras regresar a España, ya está en la cárcel. El polémico colaborador televisivo se enfrenta a una condena de 90 días y a pagar 40.000 euros por la manutención atrasada a su hija.
La huida ha terminado y Coto Matamoros cumplirá con la Justicia. "He llegado a la determinación de entregarme y encerrarme 90 días en la cárcel", ha asegurado el  personaje televisivo. Se pone fin así a un culebrón que comenzó con una , pasó por numerosos platós de televisión e incluyó su huida a Tailandia. amenaza de suicidio
Pero no todos creen en las buenas intenciones de este polemista. Según Marta López, colaboradora de 'El Programa de Verano', "no le quedaba más con lo que estirar el chicle, no tenía más que vender y por eso se ha entregado". Y es que, por lo visto, tenía un contrato con una cadena para que le grabase durante su detención
Pese a todo, Coto, que ayer llegó a España y fue detenido en el mismo aeropuerto de Barajas, ya está en la cárcel de Aranjuez, en la que pasa por reconocimientos médicos y psicológicos.
Tampoco se librará de pagar los 40.000 euros que debe a su hija por no pasarle la pensión de manutención. Después de las exclusivas que ha protagonizado en los últimos meses, lo lógico sería que tuviese ese dinero, aunque muchos dudan porque, como aseguró Marta, "ya estaba embargado cuando hacía Crónicas".
Además, éstas no son las únicas deudas que tiene Matamoros. Según han destacado en el programa, a partir de enero deberá enfrentarse a cuatros de prisión y una indemnización de 300.000 euros a Ernesto Neyra.
Pero Coto no es el único de la familia Matamoros que pasa por malos momentos. Su gemelo Kiko acaba de abandonar su casa, después de su crisis matrimonial con Makoke, que incluiría supuestamente una infidelidad de su mujer.