Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuestión de género

Dolores, de tan sólo 21 años, fue agredida por su pareja sentimental; asegura que nunca antes había presentado signos de violencia. No todas tienen la misma suerte; ella ha conseguido salvarse. Sin embargo, muchas otras mueren a manos de sus compañeros sentimentales.
"Llevaba tres años y medio viviendo con mi novio y nunca había visto un síntoma de violencia ni de malostratos". Con la mirada perdida y triste Dolores, una joven de tan sólo 21 años nos relataba su terrible experiencia. Su pareja, con la que pensaba casarse el 24 de mayo, la agredió brutalmente con un bate de béisbol y con un arma blanca.  "Sentí un golpe en mi cabeza", asegura Dolores. La joven sacó furzas para salir de la habitación y salvar su vida. La muchacha asegura que es la primera vez que sucede algo así; antes su pareja no había mostrado ningún signo de violencia.
Dolores se ha salvado de la muerte, sin embargo, no todos corren la misma suerte. En Guadalajara, N.G. de 44 años falleció el lunes a las 17:45 después de una operación de tres horas que no logró salvar su vida. Había sido apuñalada por su pareja en la mañana del lunes, sobre las 10:00 horas. La fallecida presentaba "lesiones irreversibles" a consecuencia de las puñaladas que había recibido por su pareja.
El apuñalamiento se produjo en presencia de uno de los hijos de la mujer, de diecisiete años, que también resultó herido leve en los dedos de una mano al tratar de retener al presunto agresor. El homicida consiguió escapar y la policía le persiguió por toda la ciudad. Al sentirse acosado se arrojó al vacío desde el puente de la autovía de Aragón. Un camión le causó la muerte en el acto. 
La agredida había presentado una denuncia por malos tratos hace 8 años e incluso su hijo había denunciado la situación que su madre vivía en el Juzgado de Guadalajara. Pero por el contrario, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha aseguró que en los Juzgados de Guadalajara no consta ninguna denuncia de esta mujer o de sus hijos
El Ayuntamiento de Guadalajara llora esta muerte y ha convocado una concentraciónsilenciosa en repulsa de este último caso de violencia doméstica.