Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Intenté echar una mano y lo frustrante es que no conseguí absolutamente nada"

El pasado 9 de mayo, Juan Pablo Urtizberea se convertía en protagonista de la actualidad al intentar mediar en una agresión en Irún.
Circulaba en su motocicleta cuando se convertía en testigo de lo el creía una disputa de circulación. Paró su vehículo y se percató de que no se trataba de una mero accidente. Fue entonces cuando intentó auxiliar a la mujer, que ya había sido agredida con un cuchillo. Juan Pablo enzarzó con él en una disputa en la que recibió dos puñaladas.
Trasladado inmediatamente al hospital, Urtizberea recibió pocos días después la visita de Angy. La hija de la víctima agradeció el intento desesperado de Juan Pablo por salvar la vida de su madre. 
Tras permanecer diez días ingresado, ayer recibió el alta. Aún convaleciente y con más de 50 puntos de sutura,  Juan Pablo afronta su nuevo día a día. El irunés se ha convertido en un héroe para muchos pero él lamenta no haber podido hacer más por Yasmin. "Estoy frustrado. Ten encuenta de que yo estoy vivo y su madre está muerta." 
Sentimientos encontrados
Cuando Angy, la hija de Yasmin, vino al hospital a hablar conmigo y agradecerme lo que había hecho me sentí un poco frustrado porque su madre estaba muerta."
Hablé con ella y le dije no era a mi a quien tenía que darme las gracias, sino que era a ella a quien tenía que echar de menos. A mi no.
Al fin y al cabo intenté echar una mano y lo frustrante es que no conseguí absolutamente nada, sólamente llevarme un viajecito. Lo que verdaderamente siento es el fallecimiento de Yasmine.
Su estado de salud
Me encuentro bien fisicamente, animado . En cuanto a los puntos, ya se ha secado el tema de las vísceras. Tengo otra pequeña puñalada en la espalda pero que no reviste ninguna gravedad. 1
El cirujano que me operó me dijo que el problema estaba en la peritonitis que me había producido el cuchillazo y que si pasábamos, como finalmente pasamos, este tema no habría ningún problema ni quedaría ninguna secuela.
Los hechos
Soy consciente en todo momento de lo que ha ocurrido pero si que hay partes que quiero olvidar y que no quiero recordar. Son cosas puntuales y es por respeto a la familia de Yasmine, por respeto a Angy y Rosa, su abuela, que no creo que les haga ningún favor.
Yo no me enteré. Yo pensé que había sido un puñetazo en el abdomen. No fui consciente de que tenía un cuchillo hasta que fui a separar y me lo aparté. Fue entonces cuando vi que estaba blandiendo un cuchillo.
En ese momento digo, lo del pecho no ha sido un puñetazo. Vi que tenía las vísceras fuera del cuerpo e hice presión para sujetarlas y mantenerlas dentro en la medida que se podía.
De la puñalada en la espalda no me enteré. Cuando fui a separar pensaba que estaba dando golpes con las manos. Noté diferentes golpes pero no aprecié que fueran cuchilladas.
Rodamos, forcejeamos , nos levantamos me lo aparté y fue cuando vi el cuchillo.
Es ahí cuando veo que están las vísceras fuera y me tumbo en la acera. Gracias a un viandante que pasaba, al que tengo que agradecer que me echara una mano, que se preocupó de que mantuviera las constantes vitales que hablara, que abriera los ojos y entre los dos hicimos presión para que no salieran las vísceras.
Mi intención en un principio era analizar como estaba la situación y ver lo que había sucedido. Cuando vi el asunto, vi algo que no me cuadraba en lo que es un accidente así que decidí separar y empezar a analizar que es lo que pasa y que es lo que hay.
No me podía imaginar que fuera un asunto de violencia contra su pareja. Pienso que ha sido un accidente y que liarse a sopapos es una tontería.
Cuando llegaron mis hijos fue lo más emocionante. Cuando vi la cara de aterrorizados... Fue una situación muy desagradable por mis hijos.
Conciencia social contra la violencia de género
Me gustaría creer que se está extendiendo. No es por el profesor Neira ni por el jubilado de Gerpma, no por mi acción. Creo que teníamos un poco olvidados los valores y quiero creer que la gente retome esos valores, que los tenía muy olvidados por el tema del trabajo, de la crisis... creo que nos hemos ido todos de 0 a 100 en 30 segundos y nos hemos olvidado de nuestros valores.
Quiero creer que la gente despierte y consigamos ser un poquito más humanos.
La concesión de la medalla al mérito ciudadano de Irún
Me siento un poquito fuera de contexto. Ha sucedido, no sé si hay que darle más bombo y platillo. Ha sido una circunstancia puntual.