Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Justicia, no te olvidaremos'

Jose Félix García-Ochoa era un chico alegre, trabajador y tranquilo. Sus hermanas le describen como "una persona increíble, un trabajador incansable, un soñador". Una noche normal fue mortalmente agredido por tres vecinos de la localidad toledana de Sonseca, donde el propio fallecido residía. Tras 35 días ingresado, las graves heridas terminaron con su vida el mismo día que iba a cumplir 30 años de edad. Ahora, la familia, clama justicia desde 'AR'.
“Todo hace indicar que a la salida de un local de copas, los tres detenidos arrojaron un vaso sobre el vehículo de José Félix. Él, cuando intenta reprenderles, y sin mediar palabra, recibe un primer puñetazo, y se inicia ahí una primera paliza”. Así es como comenzó la fatídica noche que acabó con la vida de este joven toledano, tal y como relataba en ‘AR’, Enrique Arenas, portavoz de la familia.
Tras este primer encuentro violento, los tres jóvenes detenidos (Adrián, Mario ‘El orejas’ y ‘El cacharrín’, de entre 24 y 27 años) se dirigieron presuntamente a los aledaños de la residencia del fallecido, donde le esperaron con el objetivo de propiciarle una nueva paliza. “Hay que decir que José Félix vivía en vivienda apartada del casco urbano, en una casa de campo, donde no había vecinos ni iluminación, ni posibilidad de pedir auxilio”, puntualizaba Enrique Arenas en ‘El Programa de Ana Rosa’.
Tras permanecer 35 días ingresado en la UCI del hospital Virgen de la Salud de Toledo, con fuertes lesiones cerebrales, José Félix fallecía el mismo día en el que iba a cumplir treinta años de edad. “Teníamos esperanza de que sobreviviese”, contaba consternada una de las hermanas del fallecido en ‘AR’.
Los tres presuntos autores de la brutal paliza han sido detenidos por un delito de homicidio en grado de tentativa, y permanecen en prisión preventiva, comunicada y sin fianza. Tanto las hermanas del fallecido como el portavoz de la familia, piden que se haga justicia y lanzan un mensaje a la sociedad en forma de debate. “Si podemos plantear algún tipo de debate de cómo, en una sociedad supuestamente civilizada, del SXXI, se pueden crear unos monstruos capaces de de hacer lo que hicieron a un chico normal, sonriente y feliz”, decía José Arenas.
La indignación no es exclusiva de la familia, sino que todo el pueblo de Sonseca está profundamente conmocionado por los hechos. Este próximo domingo día 13, se celebrará una manifestación en Sonseca que, bajo el lema “Justicia, no te olvidaremos”, pretende hacer un llamamiento de repulsa y de justicia por lo acontecido.
El propio alcalde de Sonseca , José Millán Álvarez Cuerda, ha manifestado su gratitud al municipio por su “comportamiento ejemplar y de altura” durante los dos días de luto oficial decretados por el Consistorio para el fin de semana. El alcalde también ha agradecido la “masiva asistencia” al sepelio del fallecido, al que asistieron más de 3.000 vecinos. “Queremos dar las gracias a los médicos que durante cinco semanas se han afanado en mantener vivo a José Félix, porque llegó herido de muerte. También, dar las gracias a los medios de comunicación que habéis tratado con mucho respeto este tema y, por supuesto, al pueblo”, manifestaba el portavoz de la familia en ‘AR’.