Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer de León pone en venta sus órganos para hacer frente a sus deudas

"A mi me da igual caer en mafia de quien sea o que me pase lo que sea". Con estas palabras de desesperación una mujer de León ha hablado con Ana Rosa después de tomar una decisión extrema: poner en venta sus órganos para poder cubrir el agujero de 300.000 euros que tiene.
Sin trabajo, en una depresión profunda y con una deuda que asciende a los 300.000 euros. Esta es la situación sobrecogedora de una mujer de León, que ha puesto un anuncio para vender sus órganos para poder reunir el dinero que debe.
"A mi no me quedan más opciones", aseguró a 'El programa de Ana Rosa' esta mujer, que no quiso revelar ni su rostro ni su nombre. Sólo una "nómina de 3.300 euros mensuales" podría aguantar las deudas que posee: una hipoteca, préstamos personales, préstamos a amigos...
Sin embargo, en su situación una nómina así sería un milagro. Se define como "inculta" y aún encima pasa por una depresión que la mantiene incapacitada. Por eso, cuando vió en la televisión la práctica de la venta de órganos -algo aque es ilegal- decidió que ésta era su opción.
"Vale que esto es ilegal, pero ilegal entre comillas. Porque esto es mío, no se lo he robado a nadie, es mío", sollozó.
Su desesperación es total y su visión de la realidad, por lo tanto, también se ha distrosionado. "A mi me da igual caer en mafia de quien sea o que me pase lo que sea", exclamó. Está tan desesperada que incluso ahí ve una posible esperanza para su hija. "Que luego el gobierno se haga cargo de ella y le yo lo que no he podido darle", argumentó.
Desgraciadamente, casos como el de esta mujer no son tan raros. Hace unos días salió la noticia de que un hombre de Sevilla ofrecía un riñón para poder pagar su hipoteca y la FACUA ha denunciado más de treinta casos similares a la Guardia Civil.