Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pepe: "Ainhoa me afectó dentro de la casa pero fuera me afecta aún más"

Acompañado de una Raquel de cartón, Pepe, el ganador de 'Gran Hermano: el reencuentro', aterrizada en el plató de 'El programa de Ana Rosa' para analizar su paso por la última edición del reality y hablar de su relación con Ainhoa, quien le volvió loco dentro de la casa.
Tranquilo y sosegado, José Antonio o Pepe, el doble ganador de 'Gran Hermano', defendía el papel jugado por su compañera de viaje en el reencuentro. Calificada como la mujer invisible por algunos colaboradores, el ganador de 'GH' ha asegurado que sin ella ganar hubiera sido imposible. "Tiene un papel extremadamente importante, no creo que hubiera ganado sin ella. Para mi es la compañera ideal", ha revelado el concursante mientras aseguraba que "todos en 'GH' tienen un ego muy difícil de dominar y saber que hay una persona que te marque por donde tienes que ir es muy importante".
Raquel estaba muy dolida
Con 30.000 euros en el bolsillo y convertido en el único concursante de la historia de 'Gran Hermano' que ha ganado dos ediciones, Pepe asegura que esta nueva edición ha sido muy diferente a las anteriores.
"Ha sido una edición mucho más divertida. Creo quelos guionistas se han superado y ha sido más entretenida para los que estábamos dentro", ha revelado Pepe, mientras recordaba su reencuentro con Raquel. 
"El punto de partida de cada pareja era diferente por el momento en el que entramos, por la relación que cada uno mantenía con su pareja... Había gente que se llevaba bien y gente que no", ha revelado el concursante mientras aseguraba que "la primera semana con Raquel fue muy dura porque estaba muy dolida".
El reencuentro no fue fácil . La concursante tenía una espinita clavada y así se lo hizo saber al gran estratega del reality que tuvo que trabajar duro para volver a ganarse la confianza de su compañera. "Fue un trabajo que tuvimos que hacer. En esta edición he dejado mucho más de mi de de lo que me dejé en la primera y me he dado cuenta de que la forma en la que yo entiendo una amistad no tiene que ser la de los demás. Tengo la intención de enmendar mis errores.Me he dado cuenta de que había cosas que le afectaron y no tengo intención de hacerla daño", ha asegurado a la vez que reconocía que Raquel no era su prototipo de mujer.
Sin embargo, Pepe ha reconocido el papel jugado por su compañera. "Raquel es una parte fundamental", ha confesado el concursante mientras aseguraba que si hubiera entrado Iván de 'GH 1' esta edición hubiera sido distinto. "Si Iván hubiera entrado hubiera ganado", ha reconocido humildemente mientras alababa el juicio del público del reality. "Humanamente soy la peor persona que ha pasado por esa casa pero tengo la suerte de que estamos en el país más experto sobre 'GH' y hay tópicos que no se creen. Yo voy a jugar".
El auténtico Pepe
Estratega, frío, calculador... Son muchos los calificativos que se han adjudicado al último ganador de 'Gran Hermano' que se ha definido a sí mismo como desconfiado. "Fuera y dentro de la casa soy desconfiado. Tardo mucho en considerar a alguien amigo", ha revelado mientras confesaba que tras su primer triunfo sufrió un fuerte desengaño amoroso y se desmentía los rumores que aseguraban que tras ganar 'GH' el éxito se le subió a la cabeza.
"No creo que me lo creyera. Cuando salí de la casa la primera vez me ocurrieron cosas a las que no estaban acostumbrado. Salir como salí y que de repente  te salgas en una curva y te pegues un topetazo...Ocurrieron cosas en el terreno sentimiental a las que no estaba acostumbrado y a mi me resulta dificilísmo pedir ayuda."
Su llegada al plató de 'GH' y los rumores sobre su prostíbulo
Proclamado ganador de 'Gran Hermano' por segunda vez, Pepe llegó al plató con la impresión de que lo iba a controlar todo e incluso ha confesado que que pidió a Dayron que no le contara nada de lo que había ocurrido fuera de la casa de Guadalix. "Hablé con Dayron y me dijo: "no veas la que te tienen preparada". Le dije que no me contara nada y en ese momento pequé de prepotencia y le dije que de eso me encargaba yo, pero me encontré con eso y me quedé sorprendido."
Aunque ya lo desmintió en el plató de 'Gran Hermano', Pepe ha aprovechado su visita a 'Ana Rosa' para volver a desmentir los rumores. "Hay una gestión complicadísima que es llamar al registro de la propiedad y ver si tengo alguna propiedad en Madrid. No tengo piso en Madrid y no tengo nada que ver con ningún negocio de prostitución".
Muy enfadado con Bea, Pepe ha echado por tierra todo lo dicho por la marquesa y ha asegurado que detrás de los rumores hay un interés económico evidente. "No dice nada con sentido, lleva toda la semana buscándome para pedirme perdón en un plató y no va a ver ningún euro más por esta falacia", ha dicho mientras aseguraba que "todo es mentira" y que su intención era solucionarlo cara a cara, de hombre a hombre pero que no ha podido porque nadie da más datos sobre el misterioso Jose.
Pese a todo, Pepe intentaba tomárselo a risa pero el sufrimiento de su padre le hizo pensar en tomarse un tiempo y resolverlo. Sin embargo, tras reflexionar ha optado por . "Todos los días me tengo que acordar de que la marquesa es una madre que está buscando dinero debajo de las piedras para sacar adelante a su hijo", ha revelado el ganador de 'GH' mientras confesaba que esa era "la única manera que había encontrado para calmar su ira." no tomar medidas legales contra Bea
Bea la marquesa asegura que no busca hacer platós
Tras escuchar las palabras de Pepe, Bea la marquesa ha entrado por teléfono para desmentir que esté buscando un enfrentamiento televisivo. "No es cierto. No le he llamado ni nada. Se propuso hacer un programa pero yo no me he puesto en contacto con él. Ni le estoy buscando, ni le he acusado directamente... ", ha dicho mientras insistía en que Pepe es el titular del alquiler del piso, que el madrileño no le había negado la información  y que en directo en 'Gran Hermano' le dijo que si de una motita de arena se había hecho una montaña.
Enfado con la intervención de Bea, Pepe ha arremetido duramente contra la marquesa. "Estamos en un estado de derecho y hay que demostrar la culpabiliad. Esta persona sólo trae porquerías", ha zanjado el ganador de 'Gran Hermano'.
Su relación con Ainhoa
Estratega y jugador donde los haya, Pepe no contaba con que su punto débil apareciera dentro de la casa. A diferencia de lo ocurrido en la edición anterior, Pepe comenzó a flaquear cuando conoció a Ainhoa, la mujer que ha hecho tambalearse los cimientos de su estrategia.
Aunque dentro de la casa la pareja no quiso dar ningún paso en falso y convertirse en protagonistas de las imágenes más tórridas de la edición, el feeling entre ambos era más que evidente. Las miradas y sonrisas cómplices les delataban y una vez fuera sus comentarios no han hecho más que confirmar que entre ambos hay algo más. "Ainhoa es muy guapa y me afectó dentro de la casa y no lo podía permitir. Fuera me afecta más todavía", ha confesado el concursante mientras reconoce que se han visto fuera de la casa.
Los ojitos de Pepe se iluminan al pensar en Ainhoa y no puede negar que le gustaría tener algo con ella. "Esto es un bolero en el que no marco el compás. Soy un cantante secundario que estaría encantado en salir a cantar y tengo que hacer méritos para quitarme la fama de frío y calculador. Yo quiero pensar que Ainhoa es una tía muy real."