Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mª Teresa Campos: "La polémica la han puesto los demás. Yo no he dicho nunca nada"

Ana Rosa jugaba en casa y pudo comentar en su programa y con sus colaboradores el cara a cara con Mª  Teresa Campos. Por eso, telecinco.es quiso estar con la malagueña a la salida del que una vez fue su plató y así recoger sus primeras impresiones.
La 'reina madre de las mañanas', como ella misma se ha bautizado, abandonó el plató arropada por un séquito de amigas y acompañantes, pero no quiso irse sin aprovechar la ocasión para saludar a varios colaboradores de Quintana, otrora miembros del equipo que ella dirigió. 
Neutra y elegante, Teresa, como le llama Ana Rosa amistosamente, eligió la discreción del color blanco para su encuentro en directo con la nueva reina de las mañanas, que apostó por el rojo sangre.
Más delgada y más alta, Campos decidió presentarse en la entrevista con unos tacones a rayas blancas y negras de unos ocho centímetros. La presentadora lucía un look renovado y hasta lozano pese a su reciente convalecencia, pero no obstante en las distancias cortas se notaba que la malagueña no podía ocultar el rastro del cansancio en su expresión. Temerosa por su salud, también decidió cubrir su garganta con una bufanda.
Fuera de foco, sin la magia de la televisión y los trucos de iluminación y maquillaje, la malagueña contestó a nuestras preguntas con su desparpajo andaluz y se mostró jovial, risueña, con un escote formal pero donde dejaba a la luz que sabe conservarse sin necesidad de recurrir al botox.
El azar travieso
Quiso el destino o el azar que nuestra entrevista se realizara bajo la atenta mirada de uno de los retratos de Ana Rosa que decoran los pasillos de Telecinco. Una Ana Rosa, que al terminar el esperado cara a cara, confesó a su equipo que Campos le había ganado por goleada.
"La he encontrado serena. En otras ocasiones ha estado más agitada, pero tengo que decir que esta vez me ha ganado por goleada".
Desde luego, Mª Teresa no mostró una actitud derrotista en la entrevista exclusiva con telecinco.es y declaró que se lo había pasado muy bien. "Creo ha sido una cosa agradable de hacer, para mí divertida. Lo he pasado bien".
No obstante ambos 'titanes' acabaron con los fantasmas del pasado y firmaron la paz. "La polémica la han puesto los demás, no nosotras. Yo no he dicho jamás nada", nos decía la malagueña en exclusiva para telecinco.es
Más tarde Ana Rosa comentaba lo mismo. "Nunca tuvimos nada. Sólo competimos durante tres meses pero no entiendo porque se estableció esa competencia. Para mí ha sido un placer entrevistarla y le agradezco que me haya concedido la entrevista en mi programa".1
Màxim Huerta y sus colaboradores quisieron sacar a Quintana más impresiones sobre el esperado cara a cara. "Cada uno ve las cosas con una percepción y piensa que el otro tiene que saberlo, pero hay veces que el otro no lo sabe porque no se lo ha dicho", contestaba la Quintana.
Y sólo telecinco.es recogía las primeras reacciones de la Campos. "Siempre hay momentos en que tú puedas tener diferencias, pero eso no quiere decir que dos personas tengan que ser enemigas.Tenemos muchos amigos comunes". 
Zanjada la polémica, la presentadora de "La Mirada Crítica" también quiso contarnos que el próximo lunes vuelve a realizar su videoblog, una experiencia muy grata y que quiere ampliar. "Quisiera tener más tiempo para poder realizarlo más serenamente. Es una forma nueva de comunicarme con el público que hay que ampliar ".
También habló de su entrevista con Luis Roldán, cara a cara que afronta como otro cualquiera. "La afronta con seriedad, con la máxima profesionalidad. Es una entrevista más, no es nada diferente".
Una entrevista con morbo
La entrevista más esperada no defraudó a la audiencia . Dos de las más grandes comunicadoras de este país se pusieron sus mejores galas y tacones para generar grandes titulares. "No lo vamos a negar, estás aquí por muchos motivos, pero también porque tiene mucho morbo", decía la Quintana.
"Siempre se ha hablado de nuestra mutua antipatía...¿yo te caigo mal? porque hay que reconocer - admitía Ana Rosa- que en estos años me has pegado algunos tiritos". 
En este tenso comienzo de entrevista, María Teresa Campos no dudó en recriminarle a Ana Rosa que en ocasiones le habría gustado que la hubiera defendido, especialmente cuando le llovían críticas por todos lados. "No hubiera estado de más que me hubieras hecho un guiño, diciéndome, Teresa, estoy contigo". "Eres injusta", respondía Ana Rosa.
Después de varios minutos de distensión en los que hablaron de su enfermedad, de la afición por la política de la Campos, de sus comienzos en la profesión , de sus hábitos en la convivencia y de su futuro, el final de la entrevista recuperaba el tono del comienzo, aunque siempre con una sonrisa.
"¡Qué delgada estás, Ana Rosa!", aseguraba María Teresa. "Me he puesto a dieta sólo porque venías tú", contestaba Ana Rosa. "Claro, para hacerme quedar a mí como una gorda...", sentenciaba entre risas la Campos.