Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez pide una fianza civil de 25.000 euros a José Fernando y el resto de acusados

Dos meses después del ingreso en prisión de José Fernando, la juez del caso ya ha impuesto la fianza civil al hijo del diestro y el resto de acusados. En su auto de apertura de juicio oral, la juez establece una fianza de 25.500 euros, que de no ser depositados conllevará el embargo de bienes para garantizar la responsabilidad civil.

José Fernando continuará en prisión. Por segunda vez, la juez que instruye el caso ha denegado la libertad para el hijo de José Fernando en una auto, en el que también se acuerda la apertura de juicio oral contra José Fernando y los otros cinco acusados. Además, el auto emitido el día de nochevieja, se establece que los seis acusados indemnizarán a la víctima con 22.700 euros por el coche, 1.419 por los teléfonos móviles sustraídos, 1.200 euros por la equipación de pádel sustraida y destruida y 245 euros por las lesiones causadas.
Asimismo, la juez establece que en plazo de un día, los acusados deben depositar una fianza de 25.564 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran imponérsele, con el apercibimiento de que de no prestarla serían embargados bienes en cantidad suficientes para asegurar la suma estipulada.
Ortega podría ingresar en Sevilla 1, la prisión en la que está José Fernando
Dos semanas después de su intervención de corazón, la entrada en prisión del diestro podría producirse próximamente. Sin embargo, tras la oposición de la fiscalía a la suspensión de la pena en base a la naturaleza de los delitos, los perjuicios ocasionados y la duración de la condena, la estrategia del diestro podría haber cambiado por lo que podría solicitar su entrada en la prisión de Sevilla 1 en lugar de en Sevilla 2, en la que estaba previsto que ingresase. Según ha revelado Antonio Rossi, este cambio podría deberse a que los abogados quieren seguir la línea argumental de la enfermedad y alegarían que esta prisión, en la que se encuentra ingresado su hijo desde hace dos meses, está más cerca del hospital.