Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mar Flores no está dispuesta a divorciarse, según Marisa Martín Blázquez

Comienzan las fricciones entre Mar Flores y Javier Merino. Dos meses después de que la modelo confirmara su separación del empresario, parece que las condiciones de la separación están haciendo en su cordial relación. Según ha revelado Marisa Martín Blázquez, la modelo no está dispuesta a divorciarse de momento y no acepta las condiciones que pretende imponer el empresario, ya que las considera injustas para sus hijos.

La separación de Mar Flores y Javier Merino podría no estar siendo tan idílica y cordial como tratan de aparentar. Aunque ninguno de los dos ha hecho declaraciones, la pareja podría haber empezado a tener problemas debido a las condiciones de la separación.
Según ha revelado Marisa Martín Blázquez, Javier quiere el divorcio con todas las consecuencias pero Mar no está de acuerdo. Javier no acepta las condiciones de la modelo y Mar no está dispuesta a divorciarse de momento porque cree que las concidiones que pone Javier no son las justas para sus hijos. Por este motivo, Mar propone una serie de circunstancias económicas que pasarían por el no divorcio y a las que Merino no está dispuesto acceder.
Mar Flores podría romper su silencio
Aunque de momento la pareja guarda silencio, de continuar la tensión, Mar Flores podría empezar a hablar. Así lo ha confirmado Marisa Martín Blázquez. "Mar dice que eran una sociedad en la que estaban al 50% en todo y no está dispuesta a que la sociedad se rompa sin romperse al 50% por una serie de circunstancias". 
Una relación cordial de cara a sus hijos
Sin embargo, a pesar de las diferencias, la pareja trata de mantener de cara a sus hijos y su familia una relación cordial. Según ha revelado Sandra Aladro, a nivel familiar siguen haciendo una convivencia civilizada. De hecho, el día de la comunión de su hijo, Javier Merino permaneció en el domicilio que compartió con Mar hasta las 22.00 h.