Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me gusta mucho el macho ibérico"

Lo que parecía una historia de amor terminó siendo una relación pasajera más. Kiko y Tamara rompieron en diciembre con la sombra de los celos cerniéndose sobre ellos. Ella explica que unos mensajes descubiertos en su móvil, con remitente femenino, son la causa. Sin embargo, Kiko también estaba cansado del seguimiento constante de la prensa. Rumores aparte, Tamara afirmó, rotunda, que estuvo enamorada de él. El interés no fue el motor de su corazón en ningún momento. Y es que a ella, lo que realmente le seduce, es "el macho ibérico".
 
Aunque no se atreve a afirmar que Kiko le fue infiel, tiene sus sospechas. De hecho, esta es la razón por la que le dejó, después de dos separaciones anteriores que no parecieron servir de mucho a la pareja. Ahora, aunque aún le sigue queriendo, Tamara ha decidido que no puede volver con él. Supondría tropezar con la misma piedra.
 
En cuanto a los rumores de que Kiko estaba llevando una mala vida, Tamara lo niega. Estando con ella, jamás le ha visto tontear con las drogas, con el alcohol, o salir en exceso. Como una pareja normal, compartían su vida. Además, Tamara quiso dejar claro que Kiko jamás le ha maltratado. Tenían fuertes broncas, pero jamás le puso la mano encima.
 
Isabel Pantoja, una nuera ejemplar
No sólo tiene palabras buenas para su ex, Kiko Rivera.  Isabel Pantoja, también ocupa un importante hueco en el corazón de Tamara. Explica que siempre le ha tratado muy bien. Cuando era pequeña, en su barrio, a Tamara le llamaban 'la Pantoja' por su afición al cante andaluz. ¿Tal vez una premonición de lo que le deparaba la vida? Coincidencias aparte, añade que su pasado nunca fue un problema para la cantante.
 
Su vida antes de Paquirrín
Aunque Tamara ha saltado al estrellato público gracias a su relación con Kiko, apenas conocemos nada de su vida, al margen de su pasado como 'stripper'. Es huérfana de padre y se ha criado con su madre y sus dos abuelos. Desde pequeña siempre le ha gustado bailar y con 16 años le ofrecieron ser 'gogó' en una discoteca 'light'. Al principio lo hacía a escondidas de sus abuelos. Cuando se hizo mayor de edad, comenzó a trabajar de 'stripper' porque ganaba más dinero.
 
Ahora es dependienta y le gustaría ponerse a estudiar idiomas para forjarse un futuro mejor. Su interés es y siempre ha sido, trabajar. Tanto es así que afirma que nunca ha cobrado por ninguna exclusiva ni falso posado. Tan solo percibió dinero por las fotografías de 'Interviú'. La pregunta es: ¿de ahora en adelante, será pública su carrera profesional?