Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El verano más movidito de Belén Esteban

Belén Esteban no descansa ni en pleno verano. La colaboradora de 'El Programa de Ana Rosa' ha protagonizado unos meses de lo más moviditos, y es que desde que se casó con Fran muchos han sido los rumores que han rodeado a la pareja. Sobres vacíos, embarazos, mala relación de Andrea con su padre... Un no parar de noticias que han conseguido crispar sus nervios en varias ocasiones.
Belén Esteban ha sido noticia durante todo el verano . La colaboradora de'El Programa de Ana Rosa', que comenzó las vacaciones con su luna de miel, vio como sus días de descanso se convertían en días llenos de polémica. El seguimiento y detención de unos paparazzis que la acosaban en el destino elegido por la pareja y el rumor de un posible embarazo provocaron el enfado de Belén. A su regreso, y con un problema de otitis ocasionado por la altura del avión, la recién casada se sentaba en el plató de 'La Noria' para aclarar lo enamoradísima que está de su marido y lo felices que eran juntos.
Aunque Belén estaba radiante de felicidad tras la vuelta a nuestro país, la polémica no quiso dejarla descansar. Su hija Andrea se marchaba de vacaciones con su padre, Jesús Janeiro, pero volvió antes de lo previsto al lado de su madre. "Mi hija quería estar a mi lado después de mi viaje y de los rumores infundados sobre mi embarazo", asegura en directo la ex de Jesulín.
Aun así, la Esteban no quiso faltar a su cita anual con Benidorm, y cansada por el acoso mediático se mostró muy enfadada con la prensa. A su regreso a Madrid el estrés aumentaba por momentos, y al llegar a su actual residencia tiene un pequeño enfrentamiento con los medios de comunicación que la esperaban allí. Fran, su marido, tendrá que acostumbrarse a que su mujer sea un personaje público, algo que de momento no lleva nada bien.
Su boda tampoco pasó desapercibida para nadie, y es que mucho se ha hablado sobre la posible falta de regalos y los sobres vacíos, algo que Belén se ha apresurado a desmentir. "Nadie me entregó un sobre sin nada. He tenido de todo, hasta un cupón de la ONCE que resultó premiado con el reintegro". La colaboradora le quiere quitar importancia a este tema, ya que asegura que se casó para celebrarlo con sus seres queridos y en ningún momento para sacar dinero.
Belén ha desmentido una vez más su embarazo, pero asegura que en enero intentarán ir a por los niños: "Fran y yo queremos tener hijos, y aunque a mi me da un poco más de pereza en enero comenzaremos a llamar a la cigüeña".