Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo se niega a llevar a Ana a una clínica especializada

Pese a la recomendación del médico, Pablo no quiere llevar a Ana a una clínica para gente en coma. Pablo quiere cuidar de su mujer y entregarse a ella y, aunque Pilar cree que sería una buena idea, él prefiere dedicarle todo su tiempo y compartir con ella todo. "Quiero que Ana esté presente en todo lo que me pase en esta casa. No voy a volver a esconderme de ella porque es parte de mi vida y le prometí que lo sería para siempre."

Ana es el pilar fundamental de Pablo. Aunque lleva 15 meses en coma, Pablo no se imagina su vida sin ella. Ana es el motivo por el que le mantiene en pie y su razón para vivir. Por eso se niega a llevarla a una clínica especializa en casos como el suyo.
Pablo no contempla la idea de que Ana se vaya de casa. Pablo la necesita y quiere que siga en casa. "Quiero que Ana esté presente en todo lo que me pase en esta casa. No voy a volver a esconderme de ella porque es parte de mi vida y le prometí que lo sería para siempre", le dice a su cuñada Pilar, que cree que llevarse a Ana a una clínica es una buena opción.
Pilar, una declaración encubierta
Tras la conversación con Pilar, Pablo se da cuenta de que lleva una camisa suya, una camisa que Ana le pidió que tirara. Pablo le pide explicaciones y le dice que la tire pero Ana le da una respuesta contundente que deja más que claros sus sentimientos. "A lo mejor debería tirarla pero no puedo porque me gusta. Espero que lo entiendas."