Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo e Indhira firman la paz bajo las sábanas

Arturo e Indhira lo dejan. Carol llega. Los tres la montan. Carol se va (con un "zorra" dedicado por Indhira). Carol se defiende ("no he hecho nada"). Arturo la defiende. Arturo pasa de opinar que es "una chica para una relación" a retractarse delante de Indhira y pedirle disculpas. "Todo lo he hecho para picarte", argumenta. Indhira se lo cree. Arturo también. Indhira no se lo cree al consultarlo con sus compañeros. Arturo lo mantiene. Artuto e Indhira acaban, como toda España esperaba, reconciliándose bajo las sábanas.
Acercamiento culminado
Ha sido una semana llena de conversaciones entre los dos amantes. Primero fue un tímido acercamiento, que muchos interpretaron como una estrategia de Arturo para no salir expulsado, y más tarde la intensidad llevó a los jóvenes al sentido del tacto.
Entre broma y broma, Indhira se volvía a dejar ronronear. "Para lo bueno y para lo malo, es como es", le defendía. "Siento haber dicho cosas, fue el calentón", repetía el consorte. "Me gustan las mujeres celosas", proclamaba con ella ya entre los brazos. "Me gustan lo guarros", piropeaba la enamorada.
Hormonas en alto
En otro momento, la temperatura marcaba in crescendo las palabras. Abrazados bajo las sábanas, ella anunciaba que se volvía a su cama con la llegada del resto. Él apoyaba la decisión entre risas porque "la veía muy suelta" y ella se retractaba porque "estaba muy a gustito". "Y yo", remataba él.
La traca final, la ha protagonizado Arturo tumbado a lo ancho en el confesionario, aparentemente arrepentido del edredoning anterior (en el que ella había suspirado un "te echaba de menos"): "Lo tenemos que evitar, pero será difícil, porque estoy más salido que el pico de una plancha".