Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carol, expulsada por Tatiana, Toscano e Indhira

Carol le ha regalado una pulsera a Arturo.telecinco.es
Ya se lo había advertido Carolina del Sur a Carolina del Norte. "Que se te ha ido la olla, que si no quieres polvo no vayas a la era, que me has regalado el voto de Indhira en bandeja". Tras protagonizar uno de los triángulos amorosos más sonados de GH 11, Carol debe abandonar la Casa Espía por decisión unánime de Indhira, Tatiana y Toscano. Arturo, con las gafas de sol puestas, no ha abierto la boca en las deliberaciones.
"Elegimos a Carolina, las dos nos han caído bien, pero Carol nos aporta mucho más", ha explicado una sonriente Tatiana a Mercedes Milá. También sonreía, ampliamente, la concursante más despechada de esta edición (y de varias anteriores).
Indhira llevaba toda la semana sufriendo la indiferencia de Arturo y el tonteo del Macho Man con Carol. Hasta el punto de pedir a Carol que confesase públicamente si le gustaba el vasco o no. La malagueña se ha explayado en todos los rincones de la Casa Espía contra Carol: en el confe, en el salón con sus compañeros, en el jardín y hasta llorando desconsolada sobre una alfombra del pasillo.
Lo más bonito que le ha llamado a su rival inmediata ha sido "zorra" y eso que aseguraba "estar aguantándose": "Por favor, echadla a ella o a él, no aguanto más", rogaba. Al final, la propia dinámica del concurso le ha dado la oportunidad de decidir.  
Arturo quería un amor serio
Para el vasco en litigio entre las dos féminas, la desgracia ha sido mayúscula. No le ha dejado maniobrar con libertad frente a Carol. En conversaciones con Toscano, el vasco había reconocido que esta chica le gustaba "para tener algo serio". Admiraba sus "ideas antiguas", que "sus padres estuviesen casados". Una mujer "chapada a la antigua", en definitiva.
Lo que no ha quedado en absoluto claro es qué quería Carol. Al principio, se quejó de los eructos de Arturo, luego al conocerle se dejó querer. Incluso soñó que se besaba con él fogosamente y se lo fue a contar ni más ni menos que a Indhira. Luego dijo que no quería nada. Lo dejó claro. Pero después se ha ido dejando llevar, elogiando las capacidades "fecundadoras" de Arturo y quejándose de que la otra le hubiese vetado al que Juan llamó un día "machoman". Antes de coger su maleta, ha buscado una pulsera para dejársela Arturo,¿continuarán fuera lo dejado a medias dentro?