Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concursantes que van y vienen

Tres nuevos concursantes entraban al concursoARCHIVO TELECINCO
La sexta gala de Gran Hermano arrancaba haciendo frente al abandono por distintos motivos de tres concursantes: Jorge, que no resistía en el concurso sin María José, Nacho, por graves problemas familiares y Silvia, quien decidió acompañara a Israel cuando este fue expulsado por la audiencia. Pero la Gala deparaba muchas sorpresas…
La gala 6 de Gran Hermano nos traía a plató a los concursantes que habían abandonado voluntariamente la casa. Veíamos a un Jorge Berrocal firmemente agarrado de la mujer que, él creía, sería su futura esposa.
La estancia fuera de la casa de 'GH' para María José había sido dura debido a los rumores sobre su pasado que comenzaron a brotar desde su entrada en la casa. Así, la concursante pedía a la organización que le concediera unos minutos para dar su versión. María José hablaba de una época muy dura en la que tuvo que hacer cosas para lograr salir de una terrible situación.
Además, la concursante aseguraba que una conocida revista le había ofrecido 10 millones por un posado en topless que rechazó y 20 millones de las antiguas pesetas por un desnudo, propuesta que volvió a rechazar.
Pero María José y Jorge Berrocal no eran los únicos presentes en plató, allí veíamos a Silvia junto a Israel. Ella también abandonaba la casa cuando su pareja en el concurso era expulsado por la audiencia. Sólo faltaba Nacho, el médico había abandonado tras conocer el estado de salud de uno de sus familiares.
Pero, además de ellos, en el plató se encontraba Mónica y es que la Gala 6 supuso una noche de incorporaciones al reality. Mónica, Koldo e Iñigo se sumaban a las filas de Gran Hermano entrando a la casa como concursantes suplentes.
Tres concursantes que darían que hablar, sobre todo Iñigo con su famosa camiseta verde de la que apenas se desprendió durante toda su estancia en el concurso.