Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ivan y Carlos se conocían fuera de la casa y no se caían bien

Dos hombres y un destino. Dos cántabros compartiendo una misma casa en Guadalix de la Sierra y aunque ancha es Castilla, resulta que Carlos e Ivan ya se conocían. Así lo ha confirmado Carlos.
Los dos fornidos jóvenes se conocieron en Santander mucho antes de iniciar su aventura mediática y como el propio Carlos ha confesado, Ivan no le cayó nada bien. ¿Qué pasaría entre ellos?
El de Santoña, aprovechando una conversación Gisela para revelar que había conocido a su paisano antes de entrar en la casa y dejar muy claro que su opinión de él no va a cambiar.
Pero ahí no ha quedado la cosa. Carlos se ha dirigido al confesionario para explicar más detalladamente su relación. Ambos concursantes se mueven en círculos similares ya que tienen amigas en común y como el mismo ha revelado "yo se bastante de él y el sabe bastante de mi".
Sin embargo, Ivan es bastante más discreto y comedido y se ha limitado a decir que hay gente con la que te llevas mejor y gente con la que te llevas peor.
Lo que ha quedado patente en apenas cinco días de convivencia es que ninguno de ellos está dispuesto a dar su brazo a torcer y aspiran a ser el único representante cántabro dentro de la casa. A la primera oportunidad que tuvieron, se nominaron mutuamente y dejaron muy claro que no tenían nada en común.