Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tatiana rechaza ahora a Siscu

¿Femme fatale o una simple 'espantá', lo de la rusa?telecinco.es
Después de saltar la bomba en la casa de Gran Hermano con una nueva pareja. Una unión que había desatado las iras de Toscano que no sabía cómo mostrar su desaprobación si no era criticando que hablaban muy alto por la noche. Tras vislumbrarse en el horizonte un bonito romance, lo que ha ocurrido es lo contrario: se trata de otra relación tormentosa.
Ya  se lo advertía Siscu a Arturo e Indhira, como anunciando que no iba a hacer lo que ellos: "no voy a ir detrás de ella porque no quiero forzar las cosas". Se hacía evidente que la rusa se estaba alejando en tan sólo veinticuatro horas. Para Indhira: "Tatiana está frita". Una expresión que Siscu no entendió y le dejó bastante escamado.
Desencuentro en el jardín
Horas más adelante, por la noche, Siscu abordó directamente la situación y se fue a por ella. Trató de articular palabra pero ella le cerró la boca rápidamente: "No me apetece hablar":
El catalán entonces trató de emplear la 'trece catorce' y le dijo que, entonces, se quedaba con ella sin hablar, en silencio. Algo que Tatiana tampoco aceptó. Dijo que prefería estar sola porque, además, le dolía un ojo.
Siscu decidió claudicar y se tuvo que marchar. Antes de eso trató de tantear cómo estaba la relación dándola un abrazo, gesto al que Tatiana ni respondió mostrando, tal y como cuenta Tomás Blanco en el blog 24 horas de Gran Hermano, "mostrando su lado más frío".
A Siscu no le quedó otra que espetarle: "Ahí te quedas".
"Niñato"
Esa misma madrugada, ante el fracaso de su relación de pareja, a Siscu sólo le quedaba reivindicarse en primera persona. En la cocina, sentenció ante quienes le escuchaban: "Yo tengo mis cosas, yo lo sé, yo soy un niñato de 23 años, lo reconozco, pero tengo los cojones de un hombre.