Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La despedida más emotiva

La noche arrancaba y las emociones estaban a flor de piel. Gema, Iván y Gisela entraban en el confesionario y se despidían de sus compañeros. Carlos abrazó con fuerza a su mujer y cubrió sus ojos con las enormes gafas de su compañero Palomares. Nada debía delatarle, ningún compañero debía percibir la pena que le aflingía. Los tres salieron de la casa pero sólo dos retornaron a ella: la audiencia había decidido que debía abandonar la casa Gema.
Al ver entrar a sus compañeros, Carlos intentó pasar desapercibido, sin embargo, 'Gran hermano' le tenía preparada una sorpresa: el matrimonio pudo despedirse a solas y ambos protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la casa.
Gema: ¿Por qué te han dejado venir aquí, eh? ¿por qué te han dejado venir?
Carlos: (entre sollozos) Para que me despida de ti.
Gema: Pero... ¿por qué te han dejado venir?
Carlos : No lo sé..
Gema: Tú, Carlos... ¿Yo que te dije a ti?, cariño. A que lo sabíamos los dos, los dos lo sabíamos. vale? no llores, no llores, no llores. Hostia, pero es que se va a notar un huevo. Tú no, osea, cómo si se hubiera ido cualquiera. No pasa nada. Carlos... que tonto eres! Pero si ya lo sabíamos, cari. Carlos, por favor! ¿Lo sabíamos o no? Lo sabíamos los dos, no pasa nada. Dame un beso. Te han dejado entrar, tío... no llores, Carlos, tío... Tienes que continuar con el secreto.. ¡No llores! ¿Sí?
Carlos: Espérame...
Gema: ¡¿Cómo no te voy a esperar?! ¡Vaya cosas que me dices, tontorrón! Que te lo pases muy bien.
Carlos: Eres mi vida.
Gema: Carlos, por favor...
Carlos: Estaremos juntos, ¿vale?
Gema: Sabíamos que en algún momento uno de los dos se iría, asi que no pasa nada... Yo lo sabía desde el martes y te lo he estado advirtiendo toda la semana... ¿si o no? pues ya está! pásatelo bien! Carlos? Hostia, tío, me estás haciendo llorar y no quiero llorar! ¿Me oyes?
Gema: Pásatelo muy bien, cariño, disfruta que tienes a gente aquí que te quiere mucho, vale? y, ¿cómo que no te voy a esperar fuera? Voy a estar en casa, ¡tonto! Te quiero vale?
Carlos: Vale.
Gema: Te voy a echar mucho de menos.
Carlos: Me voy a acordar todos los días de ti mucho.
Gema: Y yo de ti.
Carlos: No voy a dejar que nadie quite la pegatina esa de la cama.
Gema: Ay! mi niño tontito! Dile a Nani que se acueste en mi cama y así está cerca de Orlando, vale? Cuidado con las gafas que se las vas a romper a Palomares... Te quiero
Carlos: Yo tb te quiero, mi vida.