Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La música de Abraham Mateo ayuda a Tamara a sobrellevar su enfermedad

Es el ídolo de muchísimas menores de este país y de toda Latinoamérica. Abraham Mateo es un fenómeno musical que arrasa allá por donde pisa. Con siete años se subió por primera vez a un escenario. Nuestro joven fenómeno musical quiere dar un mensaje muy especial a una de sus fans que ha logrado superar una grave enfermedad que requirió un trasplante de pulmón.

Abraham Mateo visita 'Hay una cosa que te quiero decir' para dar una emotiva sorpresa a una de sus fans. Con tan solo 15 años ya ha descubierto en persona lo que significa el fenómeno fan. Sus seguidores tanto de España como de Latinoamérica le reportan las mayores alegrías. Abraham recuerda con ternura una de las fotografías de su comunión. "Ha habido una evolución muy grande de mi estilo y mi look, pero de corazón sigo siendo el mismo niño que y espero que eso no me cambie nunca", dice Abraham. Se siente muy agradecido por todo el apoyo que le dan sus seguidores desde los 31 clubs de fans que tiene repartidos en todo el mundo.
Abraham viene de una familia en la que la música siempre ha estado muy presente. Con diez años, y tras presentarse y ganar varios castings, sacó su primer disco. Compagina el trabajo musical y las giras con los estudios. "Para mí seguir estudiando es muy importante. Estudio 4º de la ESO a distancia y soy muy buen estudiante", confiesa.

La sorpresa que tiene preparada Abraham es para una joven fan que ha superado una grave enfermedad. Tamara, es una niña que sufre con tan solo nueve meses una grave neumonía que la lleva al hospital. Será la primera de muchas visitas a los hospitales. La niña sufre fibrosis quística, que puede llegar a ser mortal. Los pulmones se le deterioran cada vez más hasta el punto de necesitar un trasplante de pulmón.
Tamara empieza a coleccionar todo lo relacionado con Abraham Mateo: discos, artículos en la revista, posters, etc. Su habitación se convierte en un santuario del artista. Hasta tal punto que incluso la madre de Tamara termina tarareando las canciones del ídolo de su hija. Tamara, pasa una semana en coma y en esa semana tuvo un sueño: que su madre le había traído a Abraham Mateo. Al despertar del coma, Tamara le dijo a su madre: "Mamá, gracias por haberme traído a Abraham". Es entonces cuando su madre se jura que hará lo posible por que su hija pueda conocer a su ídolo.

La madre de Tamara cumple sus promesas y ha conseguido, gracias al programa, que su hija pueda conseguir su sueño y conocer a Abraham Mateo. Recibe sorprendida la visita y el mensaje de apoyo y ánimo de Abraham Mateo. "Si he podido ayudarte con mi música y hacerte un poco más feliz me doy por satisfecho".