Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sofía: "Necesito escapar"

Tras ser inhabilitada, Sofía se enfrenta a su último día en el hospital. No quiere decir adiós, necesita escapar, huir... y olvidar lo que ha ocurrido. Sin embargo, Raúl no entiende que le aparte de su vida y, ante su inminente partida, le da un ultimátum "si te vas, esto se ha acabado".
La inhabilitación permanente e incluso una pena de cárcel. Estas son las consecuencias que Sofía tenía que enfrentar tras desconectar el respirador artificial que mantenía con vida a uno de sus pacientes. Un caso que afectaba especialmente a Sofía ya que su hermano estuvo en la misma situación.
Está destrozada. su último día en el Central. Con la entereza que le queda, se dispone a afrontar Con semblante triste, se enfrenta a sus compañeros. Teresa y Maca intentan animarla... pero nada puede consolarla. Pasa el tiempo entre cafés, devolviendo libros de medicina porque, "ya no los voy a necesitar más" desoyendo a quienes le dicen que siempre será médico.
Raúl, que no puede verla en esa situación, hace todo lo posible para suavizar los duros momentos por los que está pasando su chica. Por ello, decide reunir a todos sus compañeros del hospital y, juntos, dar un bonito adiós a Sofía. Sin embargo, ella no quiere escuchar nada acerca de fiestas.
Entonces entró la que sería su última paciente. Ya no puede ejercer la medicina pero decide disimular ante una de sus mejores amigas que llega al hospital con claros síntomas de apendicitis. Sofía acompañará a su amiga junto a Rai, incapaz de confesar la verdad. Sin embargo, cuando realizan las pruebas, la amiga de Sofía exige que sea ella quien le opere, un momento en el que Sofía no puede evitar las lágrimas y derrumbarse.
Apresurada, decide recoger sus cosas y marcharse sin decir adiós. Tan solo Raúl la ve e intenta evitar que se vaya. Minutos después, el médico del SAMUR acude a su casa 
donde encuentra a Sofía haciendo las maletas. No consigue convencerla, Sofía solo necesita una cosa: "huir", escapar de todo lo que le ha ocurrido y parece que Raúl están incluido.
Él está muy dolido. No comprende por qué su novia ha decidido dejarlo todo y marcharse sin decir adiós por lo que le da un ultimatum "si te vas por esa puerta, esto se ha acabado".
Sofía se marchó y Raúl acudió a su fiesta de despedida. Él la esperó en el hospital, ella en la parada del autobús.