Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adictas a la compras se enfrentan en una carrera con tacones

Son compradoras compulsivas  y están dispuestas a recorrer lo que haga falta por conseguir ese bolso y esos zapatos tan deseados. Así, montadas en stilettos y con labios rojo pasión, las aspirantes han corrido para lograr los 1.000 euros del premio, que, eso sí, hay que gastarlo en ropa.
Tacones de infarto allí donde vayan porque "antes muerta que sencilla". Todas tienen una meta, preparadas, listas y a correr... Esto es la guerra, y es que aquí la competencia es más feroz que en plenas rebajas.
Por lo menos los tropiezos tienen su recompensa, ya que la ganadora conseguirá 1.000 euros para gastarlos en ropa. Es el sueño de toda mujer.
Estas chicas se sentirán muy identificadas con la película "Confesiones de una compradora compulsiva", que se estrena este viernes. Facturas que asustan y armarios a rebosar de ropa con etiqueta, son escenas que reflejan a las adictas a la moda. En este caso, la realidad supera a la ficción y la conciencia puede estar tranquila porque el dinero no corre de cuenta propia.