Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso optimista en Montreal

Y es que Alonso no encuentra motivos para ser negativo. De hecho, para Renault hay dos circuitos tachados con una cruz y él lo sabe. Hablamos de Montreal y Monza. Son los que peores si se atiende a las características del  R28. 
El R28, no obstante, ha sido difícil de controlar en Canadá. De hecho, Fernando Alonso sufrió tres averías La última dejó al asturiano fuera de los segundos libres. Alonso se mostraba optimista y daba gracias a que fuera viernes porque "es un día para probar cosas y es mejor que estos percances sucedan en los entrenamientos libres".

Esa tarde, saldremos de dudas en la sesión de clasificación que emite Telecinco 20.00 horas. El circuito Gilles Villeneuve exige unas frenadas precisas a los pilotos y premia a los monoplazas más estables con una buena tracción que les permita recuperarse tras las frenadas. 
No obstante, el piloto asturiano sabe que este tipo de carreras son imprevisibles y cree que podrá entrar en la Q3 "sin muchos problemas. Creo que será una carrera parecida a las tres o cuatro anteriores". La idea de Fernando Alonso es poder entrar en la última tanda sin demasiados problemas y después salir según la táctica se prepare para la carrera. El objetivo será estar entre los siete u ocho primeros de la parrilla para poder entrar en los puntos el domingo, "ése es el objetivo principal para todo el fin de semana", explicó Alonso. 
 
 
Carreras accidentadas
En Canadá, son habituales las carreras accidentadas. El año pasado, sólo terminaron 12 monoplazas de una parrilla de 22 y el Gran Premio estuvo marcado por el accidente del polaco Robert Kubica. El punto más temido del circuito es la pared derecha de la curva trece, justo a la salida de la chicane que da acceso a meta. Allí es donde se estrelló Fernando Alonso en 2005.