Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amy, ingresada por un dolor de implantes

Imagen de archivo de la nueva imagen de Amy Winehouse.telecinco.es
Según publica el diario "The Sun", Amy está esperando el dictamen de los médicos porque las molestias son tales que está convencida de que hay que hacer algo.
Fuentes cercanas a la cantante han asegurado que está muy preocupada por esas molestias que podrían obligar a intervenirla para recolocarle los implantes o, incluso, a tener que quitárselos.  La cantante pagó 35.000 libras por su cambio de talla.
Amy está muy contenta con su nueva imagen, tanto que desde que pasó por el quirófano el pasado octubre no ha dejado de lucir su nuevo pecho con escuetas camisetas o escotes de vértigo. Ahora esa explosiva imagen podría tener los días contados.    LA