Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andrés Iniesta, el bodeguero

Iniesta ha encontrado su lugar en el campo. En las tierras de su Fuentealbilla del alma, donde ha puesto los cimientos de Bodegas Iniesta. El pueblo del centrocampista del Barça no se libra de la crisis. Por eso, su gesto hace que el cariño que sus paisanos le tienen aumente aún más, si es que eso era posible. Es sólo una muestra más de la grandeza del '8', también fuera del campo.
De momento, se han puesto en lo que antes era un solar los primeros cimientos para lo que será la bodega. Es el padre de Iniesta, José Antonio, el que está al pie del cañon: "Sin tirarnos de cabeza al pozo, queremos tener un sitio donde cuando venga Andrés se sienta orgulloso aquí en su pueblo".
Sin duda, un golazo de Iniesta a la crisis, que azota de manera muy cruda a Fuentealbilla. Doce personas encontrarán trabajo en su bodega. Los vecinos tienen un motivo más para querer al centrocampista del Barça.
"Estamos superorgullosos, y más por la persona que es, muy noble, muy campechano", afirma uno. "Es la primera vez que veo que un jugador se preocupa tanto por el pueblo".
En total, son casi ciento cincuenta hectáreas y un solo objetivo: hacer el mejor vino. "Si hace los vinos tan buenos como juega mi sobrino y el Barça al fútbol, seremos líderes", asegura su tío, Juan Iniesta. Su padre está convencido de que el caldo que se obtenga puede llegar a ser muy bueno: "Estas tierras son muy calientes, de mucha graduación. Se pueden hacer virguerías con el vino".
Andrés Iniesta ya tiene calle en su pueblo. Y casa. Y hasta fuente. Ahora tocaba su bodega. Sus primeras vendimias comenzarán al mismo tiempo que la Liga.
JNP