Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arévalo tendrá coso después de 40 años

La localidad abulense de Arévalo, la más populosa de la provincia después de la capital, estrenará el próximo mes de julio una plaza de toros con una capacidad aproximada para 4.500 espectadores, después de cuatro décadas de plazas eventuales y en los últimos de manufactura portátil.
La empresa adjudicataria del coso gestiona en la actualidad un cartel con la presencia de figuras para celebrar esa efeméride, y ya ha establecido contactos con los representantes de diestros como Miguel Angel Perera, Manuel Jesús "El Cid" y Cayetano Rivera, ha informado el alcalde de Arévalo, Vidal Galicia.
Cerca de un millón y medio de euros ha invertido el municipio abulense, situado en el norte de la provincia y que cuenta con un censo aproximado de 8.000 habitantes, para la construcción de una plaza que se estrenará en las próximas Fiestas de San Victorino, patrón del municipio.
Las corridas de toros, de a pié y a caballo, además del concurso de cortes y los tradicionales encierros tendrán un nuevo escenario logrado "después e muchos años" de intentos, ha explicado el alcalde.
La tradición taurina de esta localidad se remonta, al menos, a la época de Isabel la Católica, que nació en el vecino municipio de Madrigal de las Altas Torres, con encierros de reses bravas cuya tradición han plasmado escritores como Julio Escobar, fallecido en 1994, en artículos, apuntes y libros como "El novillo del Alba" (1971).
El cronista oficial de Arévalo, Ricardo Guerra, recordó en su día que a finales del siglo XIX la villa llegó a contar con dos plazas fijas, una de madera y otra de fábrica.